“Historia de violencia”, intervención urbana del artista altense José Molina Salazar, se realizó el viernes 27 de abril sobre la 14 avenida de la zona 1, al mediodía.

Son 12 bloques que representan los meses del año, cemento blanco y goteando sangre para recordar las tumbas de las personas que ya no pueden expresarse.

Por Abril Tucux y Carmen Vásquez/La Prensa de Occidente

El artista dice que sus obras expresan problemas políticos y sociales, en esta intervención urbana el tema es la violencia. Molina afirma que decidió hacerlo en este punto, 14 avenida de la zona 1, esquina con la comisaría de Policía Nacional Civil de Quetzaltenango, porque se está refiriendo a la seguridad ciudadana y a todos los órganos del Gobierno que garantizan seguridad.

El fin de la obra era que desviaran a las personas y que pasaran frente a esta institución notando el mal estado de las patrullas, de las paredes de la comisaría, “muchas veces queremos darles responsabilidad a estos órganos, cuando muchas de las responsabilidades son de nosotros”, afirma Molina.

El block blanco manchado con rojo es una pieza de arte minimalista, que es muy fácil de entender visualmente, es muy simple. “Se trata también de recordar un poco las tumbas de las personas que ya no pueden decir nada, víctimas de toda esta violencia”, comenta José.

Esta es la segunda intervención urbana de una serie de 10 que realizará durante este año con temas políticos y sociales. En octubre se presentará esta instalación en una galería de la ciudad de Quetzaltenango.

Para la inauguración del Festival Luis de Lión, el 15 de mayo, se presentará otra intervención sobre los desaparecidos durante el conflicto armado, y consistirá en empacar 13 monumentos con plástico negro y cinta amarilla.