Desde su arribo a la nave altense, Claverí le cambio la cara a Xelajú y le devolvió el espíritu guerrero a un plantel que está a 90 minutos de tocar la gloria.

Fue en 2003 cuando Walter Enrique Claverí dirigió por última vez a Xelajú MC, en semifinales ante el Comunicaciones. En enero de 2018, 15 años después regresó a dirigir al conjunto quetzalteco tras la salida del costarricense Ronald “La Bala” Gómez,  

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente

El timonel de los chivos está a un paso de hacer historia y analiza su presente en la institución y la definición del título del torneo Clausura que se vivirá mañana domingo las 14:30 horas en El Progreso. Esta es es su perspectiva.

¿Se visualizaba en esta final tras haber tomado a Xelajú en la décima posición y con tres puntos?

“Uno sueña con ser campeón, pero hay que ir por escalones, quemar etapas, el primer objetivo era tener un grupo unido y fortalecer la idea de juego, había que aterrizar en muchos aspectos, entre ellos también está el económico. Posteriormente se consiguió el primer paso, alejarnos de la zona de descenso, luego meternos entre los seis que avanzan a la liguilla y por último superar las llaves previas a semifinal y semifinal para llegar a esto, a la definición del título”.

¿Qué espera de Guastatoya en el juego de mañana?

“Es un buen equipo, con jugadores que atraviesan buenos momentos como Jorge Vargas, Carlos Gallardo, Rodríguez, Paredes, este último es un líder y está arropado por jugadores peligrosos en ataque, con olfato de gol y carácter en la cancha. Esperamos un partido exigente, con un rival que nos hará correr, pero la idea es hacer nuestro futbol, apropiarnos del balón y generar opciones que nos permitan aclarar el panorama a nuestro favor”.

Mañana tienen la oportunidad de consagrarse en una cancha donde a Xela no le ha ido bien, ¿cómo asumen ese reto?

“El pasado no existe, solo está en la mentalidad de las personas, los números se quedan en estadísticas y el presente es lo que importa, no será fácil, pero vamos con la convicción de superarlos y regresar a Quetzaltenango celebrando junto con nuestra afición. Guastatoya es un digno rival, de admirar, pero lo hemos estudiado muy bien, sabemos cuáles son sus debilidades y trataremos de aprovechar eso y hacerlo notar en el partido”.

¿Cuál es su planteamiento para mañana, la dinámica y el incentivo?

“Son muchos factores, solo puedo decir que siempre busco que los muchachos ingresen a la cancha de la mejor forma, desde lo mental hasta lo táctico, físico, técnico, en realidad todo conjunta un todo. Tratamos de facilitar videos para que ellos vean cuáles son las fallas, las fortalezas y mejoren, también tratamos la manera de motivarlos, no soy un motivador, pero intentamos recordarles las metas y sueños para que no las olviden e ingresen a la cancha con buen control emocional y buena disposición para ganar”.

¿Cómo ha sido la relación y convivencia con el equipo durante este periodo?

“Excelente, tenemos un plantel muy humilde, con disposición a mejorar, todos son respetuosos, la verdad me siento orgulloso de ellos. Desde que yo vine no he tenido ningún problema con nadie, es muy satisfactorio trabajar con alguien que tenga sueños, que tiene anhelos de lograr algo”.

¿Qué papel juega la afición para ustedes?

“Nos sentimos más fuertes, es una labor colectiva, nuestros hinchas están con nosotros y ese sentimiento se transmite, tenemos seguidores maduros, que están acostumbrados a ver a su club en estas instancias y saben qué deben hacer para respaldarnos. Aquí no gana Walter Claverí ni el equipo va a ser campeón por mí, sino por todos, desde la afición hasta Willy y Franklin, que son los encargados de mantener en orden la indumentaria de la institución”.

Para concluir, ¿hay Walter Claverí por más tiempo para Xelajú?

“Es casi un hecho, hay algunos aspectos por puntualizar, pero en lo personal ya tenemos un previo arreglo con don Francisco Santos, solo falta arreglar detalles con el cuerpo técnico y determinar los futbolistas que puedan venir a reforzarnos para renovar el contrato. La ilusión ahorita es que no nos quiten el sueño de ser campeones”.

Sus inspiraciones:

-Apasionado por el modelo de juego de Pep Guardiola, del Bayern Munich, y el inglés Arsene Wegner, del Arsenal. La metodología táctica del portugués Vitor Frade, que ha hecho famosa José Mourinho.

Claverí empezó a jugar futbol en San Pablo Jocopilas a los 8 años de edad, desde entonces soñaba con ser entrenador.