A falta de un registro catastral eficiente, varias propiedades municipales han pasado a manos privadas, en algunos casos con la complicidad de las autoridades y en otras por falta de escrituras legales.

Por Edgar López Morales/La Prensa de Occidente

En el sector conocido como La Pedrera, en la zona 1 de la ciudad de Quetzaltenango, la Oficina de Bienes e Inmuebles de la comuna quezalteca, a cargo de Norberto Estrada, informó que se realizó un levantado topográfico y los resultados de las medidas no concuerdan con los planos municipales.

La medición se inició para que vecinos documenten sus propiedades debido a que en ese lugar existe una finca municipal, pero se desconoce cuáles son los límites y extensión por falta de escrituras.

El gerente municipal, Amílcar Rivas, dice que para aclarar dicha situación se conformó una mesa técnica con miembros de las alcaldías comunitarias de La  Pedrera. “Además citamos a los directores de la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango (EEMQ) y de la Empresa Municipal Aguas de Xela (EMAX), para que nos muestren qué documentos respaldaron los propietarios para autorizar los servicios”, expuso Rivas.

Son varias las propiedades municipales que han pasado a manos privadas, debido a que no existe un control e inventario de estas.