La directora del teatro comentó que se abrirá nuevamente el 9 de julio próximo, debido a que no se le ha dado mantenimiento al cableado eléctrico desde 1998.

El recinto es el ícono de Quetzaltenango, con más de cien años de existencia.

Redacción/La Prensa de Occidente

Vanesa Rivera informó que los trabajos de mantenimiento serán para el cableado interior, así como el exterior, además se cambiarán más de 500 focos en la sala.

El teatro actualmente presenta focos de tonos amarillos y de luces led, no tienen uniformidad. La directora dijo que la iluminación se va a unificar.

Una de las fuentes de financiamiento para esta mejora es la donación del Club Rotario, que donó Q33 mil para los materiales e insumos, con el fin de construir un muro y aislar el tanque hidroneumático que está cerca de los controles de la electricidad.

Las puertas del teatro se tiene planificado abrirlas el 9 de julio próximo, ya con bombillos unificados de un solo tono y con cables nuevos, lo que evitará que se siga dañando una joya arquitectónica tan importante de Xelajú.