El Juzgado de Asuntos Municipales de la comuna de Quetzaltenango denunciará ante el Ministerio Público al equipo de futbol Deportivo Xelajú Mario Camposeco, ya que habría incurrido en el delito de hurto de energía eléctrica por realizar conexiones no autorizadas en los contadores del estadio.

Por Isaías Morales/Ojoconmipisto.com

Tuly Jacobs, jueza a cargo del caso, determinó que el club altense conectó los contadores a los postes aledaños al recinto deportivo. Esto, para utilizar los marcadores electrónicos, rotos publicitarios y oficinas administrativas, conexiones que no fueron registradas ante la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango (EMMQ).

La investigación de la comuna comenzó en abril pasado, cuando la EMMQ requirió la intervención del juzgado por el presunto hurto de energía y la deuda de Q378 mil por el uso de la luz.

Jacobs informó que, por ahora, la municipalidad no tiene cuantificado el monto exacto de la energía eléctrica que utilizó el Xelajú M. C. por las supuestas conexiones ilegales.

El juzgado también le solicitará al Ministerio Público que investigue por hurto de energía.

Sin embargo, se fijó el 20 de julio como fecha límite para que el equipo se ponga al día con sus pagos y reporte ante la Empresa Eléctrica sobre los contadores registrados.

“Denunciaremos ante el Ministerio Público, pero será la investigación la que termine cuánto debe pagar en total el equipo. La multa de Q40 mil es por el caso de hurto, además está la deuda de años anteriores (Q378 mil) que deberá solventar en dos semanas desde que se les notificó (el 5 de julio). Ya queda en manos del Concejo Municipal si recurre a la vía judicial para requerir el pago”, agregó.

El presidente del equipo, Francisco Santos, fue contactado para conocer su postura sobre este caso, pero no quiso pronunciarse. “La comisión de abogados es la que se encargará de decidir qué acciones tomar, ellos están a cargo de seguir este proceso. Es lo único que puedo decir”, explicó sin dar más detalles y colgar la llamada.

La municipalidad exoneró a principios de año una deuda de Q348 mil 269.46, por utilizar el agua del estadio.

Al respecto, el director de comunicación social, Guillermo Cupil, indicó que enviaría una copia del documento que explica las razones de esta exoneración; sin embargo, al cierre de esta edición no entregó lo requerido.