El emblemático y centenario Teatro Municipal de Quetzaltenango, que fuera inaugurado un 19 de julio de 1895, recibió mantenimiento recientemente, tras 20 años de no realizarse trabajos de mejoramiento.

Así luce ahora el emblemático Teatro Municipal de Xela. El costo de los materiales para el mantenimiento fue donado por entidades privadas. #HuaweiP10Selfie

Por Pablo Barrera/La Prensa de Occidente/Fotos #HuaweiP10 Selfie

Entre las áreas que se trabajaron estaba, revisión y mantenimiento del cableado eléctrico y luminarias del teatro, limpieza de bodegas, ático y sótano, reparación de la bomba hidroneumática, unificación de bombillos y cambio a led para evitar incendios y cortocircuitos, además se fumigó el área de escenario; mantenimiento de la señalización y extintores del teatro. “el teatro cuando yo asumí no tenía un extintor, ahora afortunadamente tenemos 12, ubicados en diferentes áreas”, comentó la actual directora del Teatro Municpal, Vanesa Rivera.

El costo de los materiales para el mantenimiento fue donado por entidades privadas, Q25 mil para arreglar las instalaciones eléctricas; las luminarias, el sistema de agua, la cisterna y al tanque hidroneumático fue de Q5 mil.

El año pasado el presupuesto fue de Q8 mil, este año se cuenta un presupuesto de Q141 mil y se lleva a cabo el proceso de agilización para el uso de dichos fondos, para la reparación de butacas y puertas del teatro, agregó Vanesa Rivera.

Mantenimiento necesario

Varias personalidades del ámbito artístico y sociocultural de Xela han opinado sobre los trabajos de mantenimiento realizados en el teatro, incluyendo el cambio de luces alógenas a luces LED. “Yo creo que hay necesidad de ciertos cambios, porque el teatro ha estado muy abandonado. Los concejales de cultura no se han preocupado”, expresó Francisco Cajas, historiador.

Eventos que no son netamente culturales como graduaciones y otras actividades, así como falta de presupuesto es lo que se necesita cambiar, según Marvin García, y ve positivo el trabajo de mantenimiento. “Yo creo que es lo mínimo que se puede hacer. Invertir en espacios culturales es invertir en una cultura de paz, hacia una cultura más pensante”, dijo García, poeta y gestor cultural.

Lina García, antropóloga e investigadora del Instituto de Estudios Interétnicos de la Usac, menciona sobre los trabajos realizados: “A mí me impresionó porque ahora se ve más grande, ya que está muy bien iluminado con las luces LED”.

Inversión para instalaciones eléctricas y luminarias Q25 mil