El Tribunal Supremo Electoral (TSE) reporta hasta finales de julio del presente año, un total de 26 partidos políticos autorizados para realizar la asamblea y proclamación de candidatos. Uno de ellos es Avanza, y el secretario general de esta organización política, Manuel Catalán, acompañado de Mario Guerra y Byron Quiñónez hablan sobre este proyecto.

Por Adrián Velásquez/Fotos Alejandro Sandoval/La Prensa de Occidente.

 ¿Desde cuándo están trabajando?

Nos organizamos el 23 de septiembre de 2015, recién terminadas las elecciones, pero llevamos 14 años de investigar la conducta del ciudadano en relación a la participación política, y lo que descubrimos fue que hay apatía e indiferencia. Ante esto, tomamos la decisión de hacer algo totalmente diferente, porque todos los partidos, entre comillas, tienen dueño y el que financia es el propietario del partido. Comenzamos un proceso al crear un consejo coordinador integrado por 22 personas, las decisiones son colegiadas para evitar tener la influencia de una sola persona y con eso hemos logrado hacer una transformación del proceso de creación de un vehículo electoral. Por lo regular, los partidos no se ponen a pensar cuáles son los complementos, nosotros sabemos que la única forma de cambiar la actitud de una persona es a través de la educación. Estamos fundamentándonos en que no hay que imponer nada, sino que hay que educar al pueblo en que no deben votar sino elegir.

¿Cuál es la filosofía del partido?

La filosofía nace en el artículo 4 de la Constitución, donde dice que todos los guatemaltecos somos iguales en dignidad y derechos para que podamos alcanzar una vida fraternal. Pensando en eso fue que tomamos la decisión de impulsar la ideología integracionista. Es la que viene a reforzarse y se basa en la fraternidad, ya que la democracia vela por la mayoría y la fraternidad vela por todos. Nosotros no solo queremos trabajar por un grupo, sino por todos los guatemaltecos.

¿De los que están en su consejo, puede mencionar a alguien?

Son bastantes; por ejemplo, conmigo están ahora Mario Guerra, quien es abogado y notario; Byron Quiñónez, administrador de empresas; todos son profesionales.

Usted comentó que los partidos tienen dueño, ¿quién financia Avanza?

Empezamos el proceso en 2015 con nuestros propios recursos. Cada uno daba un aporte mensual y con eso hemos logrado sacar los gastos administrativos. Ahora viene un proceso mayor, que es eleccionario, donde sí tiene que haber más recursos, pero queremos que sea de las personas que van a participar, no de alguien externo. Inclusive, nos hacemos llamar la familia Avanza, porque queremos conformar una familia. No tenemos ninguna diferencia y buscamos la manera de tratarnos por igual, con esto evitamos obedecer a alguien que quiera imponer sus políticas. Guatemala necesita una transformación y nos estamos preparando para ello, estamos preparando nuestros ejes y acciones de gobierno que vamos a dar a conocer en su momento y cuando la ley nos lo permita.

 ¿La organización nacional cómo va?

Tenemos presencia en todo el país, son organizaciones formales, que es lo que establece la ley para llegar a ser partido político. Nosotros estamos organizados en 13 departamentos y 57 municipios, lo que nos pide la ley es en 12 departamentos y 50 municipios; tratamos de hacer lo justo y mínimo para no tener complicaciones administrativas.

“En Avanza somos del criterio que el ciudadano no va a hacer nada solo, tiene que llevar un buen equipo de trabajo”.

¿Cómo es el mecanismo de organización?

Tenemos un coordinador por departamento, es la única forma que planteamos para descentralizar todo el proceso. En un partido tradicional, tres o cuatro personas mueven todo el esquema: el secretario general, secretario de actas, y organización; nosotros lo que queremos es descentralizar, como lo establecen las reformas de la Ley Electoral en donde indica que la democracia debe ser interna, no externa. Para eso creamos el consejo, para dividir la democracia interna e igual estamos manejando toda la organización nacional, descentralizada.

¿En Quetzaltenango cómo ve la organización?

Uno de los mejores departamentos es Xela, precisamente porque hay varios líderes que trabajan de forma conjunta. Contamos con la licenciada María Luisa Estrada, que es la que coordina todo el proceso. Entre los líderes locales está Julio Xicay, gracias a Dios, Quetzaltenango, para nosotros, es de los departamentos que está mejor estructurado.

¿Cómo analizan el desarrollo del proceso electoral actual?

Consideramos que abre la oportunidad a los políticos que nos preparamos o formamos y que nunca hemos estado en un cargo público ni en un puesto que se gane por elección. Creemos que no hay partidos fuertes ni pequeños, todos vamos a tener la misma oportunidad. Tal vez la diferencia que podemos encontrar con los partidos tradicionales es de que nosotros sí estamos dando una apertura y queremos dar espacio para que haya participación democrática de los que no han tenido oportunidad. Es la diferencia con los partidos tradicionales, estos imponen a los líderes, nosotros queremos hacer lo contrario, que las bases sean los que elijan a sus líderes. Avanza es ese vehículo que necesita el pueblo de Guatemala para motivar a todas las personas a que se involucren. Estamos convencidos que si no nos involucramos vamos a permitir que los mismos nos sigan gobernando, es tiempo de cambiar ese esquema. Es por eso que nos hacemos llamar la política del siglo XXI.

¿Cuando el TSE haga la convocatoria el 18 de enero, cuánto tiempo tienen para presentar a su planilla?

Son 90 días. La campaña empieza en abril; en junio son las elecciones. Muchos partidos se van a adelantar, están trabajando para hacer la asamblea nacional de proclamación de candidatos con el objetivo de inscribirlos el 19 de enero, para que ocupen las primeras casillas. Los dan a conocer oficialmente cuando el TSE dé el visto bueno.

¿Ustedes ya tienen los nombres de sus candidatos: presidente, vicepresidente…?

“Nosotros hacemos una política invertida, que las bases propongan a los candidatos, a eso se debe la flecha de nuestro logo, buscamos liderazgos genuinos, gente que nació y  trabaja en su lugar. No queremos importar liderazgos, que todos los diputados sean de su departamento y que trabajen por su departamento y cuando tengamos el esquema que nosotros le llamamos “la cintura del triángulo”, entonces vamos a la cabeza. Con el consejo estamos en un proceso de análisis, de liderazgo de los guatemaltecos; la intención es no nombrar, sino invitar para que vengan a formar parte de esta familia. Queremos impulsar que el presidente se transforme en un gerente, se acaba el gobierno presidencialista y arrancamos con un gobierno totalmente descentralizado, porque quienes conocen las necesidades reales son los alcaldes, son los que viven en el lugar. Nuestra asamblea la tenemos contemplada para la primera quincena de diciembre.

¿Cómo ha sido la aceptación de Avanza en el país?

Gracias a Dios, ha habido buena aceptación. Lo hemos visto en las redes y los comentarios que nos han hecho en nuestra página de Facebook. Una de las ventajas es cumplir la ley para hacerla cumplir. Todo el proceso de creación del partido político ha sido apegado a la ley, convenciendo a las personas y no dando nada a cambio. Lo que hicimos fue dar charlas durante dos años y medio para convencer a los 25 mil guatemaltecos que están dentro de la organización. Invitamos a todos, especialmente a nuestros amigos de Quetzaltenango a que se sumen a este proyecto, aquí no hay ningún interés particular, los intereses son nacionales; lo que queremos es brindarle una herencia, un legado, a esos pequeños que están naciendo hoy, para que ellos puedan vivir en una mejor condición, que vivan dignamente. Queremos que se cumpla lo que les decía al inicio, que todos los guatemaltecos tengamos una vida digna, no importa la clase social, pero que el pobre viva dignamente como el que tiene recursos. Si logramos ese objetivo nos vamos a sentir satisfechos y vamos a decir: ¡lo logré!.

¿Qué se tiene que hacer para integrarse a este proyecto?

En este caso avocarse a la organización Avanza manifestando su deseo, su entrega y la capacidad que tenga para dedicarse a este proyecto. La invitación es a que no se queden en sus casas como espectadores, sino que se involucren en la política, porque la política ya en sí no es mala, quienes la hacen mala son las personas que se involucran con intereses oscuros. Necesitamos de esos buenos guatemaltecos, nuestro país está agonizando actualmente y queremos sacarla adelante. Si nos quedamos sentados en nuestras casas, vamos a permitir que el país se vaya a ese precipicio y no lo podamos rescatar. La invitación es a todos los guatemaltecos, Avanza tiene abiertas sus puertas, el único requisito es que manifiesten su deseo, que es servir a Guatemala.

“Avanza es una organización política heterogénea e incluyente que reúne fraternalmente a los guatemaltecos, incide en la vida democrática del país, promociona la equidad social, económica y la sostenibilidad ambiental, contribuyendo con la transformación del sistema político y canalizando las demandas ciudadanas hacia la acción pública institucional guatemalteca”.