Tras el empate ante los cremas en el debut en casa, los chivos visitan hoy a Cobán con la consigna de ganar para reivindicarse y evitar quedarse rezagados en la clasificación general.

 

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente

El arranque del campeonato ha sido exigente para un Xelajú que viaja a la Ciudad de Carlos V obligado a sumar para evitar caer en el fondo de la clasificación.

Cobán Imperial, que esta semana estuvo de aniversario, será el contrincante de los altenses, quienes buscan un revulsivo que les permita empezar a tomar confianza y colocarse en puestos privilegiados.

La cita será hoy a las 16:00 horas en el estadio Verapaz, donde Xela no ha podido ganar desde que los príncipes azules regresaron a la máxima categoría.

“Conocemos bien esa cancha, es un escenario que se presta para dar buenos espectáculos. Vamos con la confianza de plantearnos bien y regresar con puntos a casa”, comentó Bernardo Long, arquero.

Los cobaneros cayeron en la primera fecha ante Municipal por la mínima diferencia, resultado que los tiene en el último lugar de la tabla.

“Enfrentaremos a un rival que necesita ganar para salir del fondo. El torneo se torna muy exigente y nadie cede nada”, expresó el delantero Jorge Ortiz.

Cabe resaltar que, en el campeonato anterior, Cobán se impuso a los quetzaltecos en los dos partidos por marcador de 2-1.

Sin embargo, el entrenador Ramiro Cepeda confía en sus pupilos y afirmó que: “Las estadísticas están para romperse, esto empieza y tenemos un grupo unido y sólido para intentar regresar con un triunfo a casa”.