La Corte Suprema de Justicia (CSJ) otorgó un amparo provisional a vecinos del cantón Xepaché del Valle de Palajunoj, Quetzaltenango, que denunciaron a la empresa Block de Rosas por la extracción de piedra pómez, afectando a la comunidad por inundaciones y deterioro ambiental.

Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

Viviana Ramírez, abogada y notaria, defensora de los afectados, comentó que el amparo se presentó en contra del “Ministerio de Energía y Minas, ya que ha otorgado licencias sin tomar en cuenta a las comunidades, que siempre son las más afectadas en estos casos”.

Ramírez agregó que solicitó que se notificara del amparo a la Municipalidad de Quetzaltenango, a la Procuraduría de los Derechos Humanos, al propietario de Block de Rosas, Pedro Chan García; a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), entre otras instituciones.

Los vecinos de Xepaché señalaron que desde hace varios años han recurrido a las autoridades para “ponerle un alto” a las empresas extractoras de minerales en las montañas aledañas de la ciudad de Quetzaltenango, pero no les han puesto atención.

Ahora la decisión queda en los magistrados de la CSJ para determinar fecha para la vista pública.