Juan Carlos Josué Salanic García, congresista distrital, defraudó a la población quetzalteca el año pasado tras hacerse parte del “#Pacto de corruptos”; hoy lo ratifica, pues no ha faltado a las sesiones en las que el Congreso pretende reformar la Ley de Antejuicios.

Juan Carlos Salanic García, de 43 años, es originario del municipio de Cantel, de padres indígenas; se identificó con las luchas sociales y los pueblos indígenas por la línea editorial del medio de comunicación que administraba.

Redacción/La Prensa de Occidente

El diputado Salanic llegó al Congreso de la República cuestionado por varios sectores debido a que fue contratista del Estado. Sus intereses personales han predominado, prueba de ello es que de 2016 a 2017 tenía como asesora a su exesposa, Lesly Marisol Enríquez Rodas, quien cobraba un salario de Q18 mil mensuales.

Durante diez años, el funcionario estuvo al frente de la Radio Tulán, empresa que fue contratada por el Estado para difundir sus actividades; en el portal de Guatecompras se establece que de 2010 a 2014 obtuvo 31 contratos, por Q235 mil 776.93.

La información destaca que en octubre de 2011, mediante el sistema de Compra Directa, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social le contrató para difundir una campaña de prevención, por Q216 mil 340.

Según los registros del Congreso de la República, Salanic contrató a Marta Elvira López García como asistente III, quien devenga un salario de Q14 mil mensuales. Esta mujer trabajó con el parlamentario en la radiodifusora que administraba (Radio Tulán), cargo que sigue sosteniendo en la emisora La Mejor FM, de la que el congresista es dueño.

Fuentes del Legislativo aseguran que López García solo llega al palacio a firmar la nómina cada vez que se le extiende el salario.

Datos sobre el diputado:

Juan Carlos Salanic García, de 43 años, es originario del municipio de Cantel, de padres indígenas; se identificó con las luchas sociales y los pueblos indígenas por la línea editorial del medio de comunicación que administraba.

De acuerdo con la organización Congreso Visible, en la hoja de vida del parlamentario manifiesta ser periodista de profesión, sin embargo, no presentó ninguna constancia que lo avalara como tal.

A inicios de 2016, renunció a la Unidad Nacional de la Esperanza, partido con el que ganó la curul, y se declaró independiente. En marzo de ese mismo año volvió a ser parte de esa agrupación política.