Luego de una serie de interpretaciones que se dieran con la resolución otorgada de la Corte de Constitucionalidad (CC) al amparo presentado por el abogado Alfonso Carrillo; dicha corte emitió una aclaración el pasado miércoles por la noche, en la que dejó abierta la posibilidad del retorno del Comisionado de la Cicig, Iván Velásquez, a Guatemala.

Por Henry Popa/La Prensa de Occidente

Ante esto, conversamos con Allan Estrada, del Colegio de Constitucionalistas de Quetzaltenango (CCQ), quien habló sobre las decisiones tomadas por la CC y lo que se vislumbra a futuro.

El origen de la confusión

La noche del domingo 16 de septiembre, la Corte de Constitucionalidad estimó declarar procedente un amparo, en el cual se establecía la posibilidad que ingresara al país, al Comisionado de la Cicig, quien por disposición del Ejecutivo se le había negado ingreso a Guatemala. En dicha resolución no aparecía el nombre del Comisionado, “esa situación, fue objeto de varias interpretaciones, en ninguna parte de la misma aparece el nombre de Iván Velásquez, por lo que la CC, la noche del miércoles 19 de septiembre, resolvió un Recurso de Aclaración”, afirmó Estrada. En esa aclaración se otorga el amparo a favor de Velásquez, y esto se vio respaldado con la resolución emitida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de reafirmar la continuidad como Comisionado de Cicig, “desde este jueves (20 de septiembre) el ingreso de Iván Velásquez a Guatemala es viable”, dijo Estrada.

¿Por qué se prestó a varias interpretaciones?

Esto es un error procesal, porque la ley en la doctrina había sostenido que quien debía promover el amparo era la persona directamente afectada, y a favor de esa persona se otorga el amparo; en este caso, quien solicitó el amparo no fue Iván Velásquez, sino una tercera persona (el abogado Alfonso Carrillo). Es por eso que la resolución generó esa ambigüedad y dio pie a varias interpretaciones. A mi criterio, fue oportuno el fallo de la CC, con la aclaración que se hizo.

“Al Comisionado de la Cicig no se le ha negado el ingreso a Guatemala, él no ha intentado ingresar al país aún, el delito se incurriría cuando él intente ingresar y las autoridades no lo permitieran”

Inconsistencia en las votaciones

Licenciado, en la resolución dada a conocer el domingo, la votación fue por unanimidad, mientras que, con la aclaración, tres magistrados votaron a favor y dos razonaron su voto. ¿Qué pasa ahí?

Dos magistrados votaron razonado, manifestando que la resolución del domingo, era lo suficientemente clara; los que votaron a favor de la aclaración, estimaron que, no se había hecho ver a favor de quien se había otorgado el amparo.

En la aclaración se le ordena al Ejecutivo permitir el ingreso del Comisionado al país, ¿de no acatar esta disposición qué puede pasar?

En el caso del Presidente, tiene la orden de hacer efectiva la resolución, sin embargo, quienes ejecutan son los funcionarios del Instituto Guatemalteco de Migración. Si los funcionarios de migración no hicieran caso a esta disposición, serían ellos los responsables directamente. Lo primero que procedería es la destitución inmediata, sin menos cabo de las consecuencias penales que pudieran surgir. Si hubiera una resolución negativa del Presidente, él caería en desobediencia y la sanción seria en contra del Presidente, procediendo como primer paso un antejuicio; la separación del cargo es más compleja debido al cargo que ostenta.

Los ministros de Gobernación y Relaciones Exteriores negaron el ingreso al Comisionado, ¿cayeron en desobediencia?

No, porque aún no se había dado la aclaración; es por ello que todas las decisiones tomadas a partir del domingo quedan en suspenso. A partir de la aclaración quedó con firmeza. Por aparte, al Comisionado de la Cicig no se le ha negado el ingreso a Guatemala, él aún no ha intentado ingresar al país, el delito se incurriría cuando él intente ingresar y las autoridades no lo permitieran. Valdría la pena escuchar cuál es la posición del Gobierno. Esperemos que lo más sano que decida sea acatar la decisión de la CC. Con esto se brindará estabilidad al Estado de derecho. Un segundo punto es cuándo será el regreso de Iván Velásquez al país y que de ahí se le permita continuar con la labor que la Comisión ha venido realizando en la lucha contra la corrupción.

«En el caso del Presidente, tiene la orden de hacer efectiva la resolución, sin embargo, quienes ejecutan son los funcionarios del Instituto Guatemalteco de Migración».