La titular del Juzgado de Asuntos Municipales de Quetzaltenango, Thully Jacobs, ordenó cortar la energía eléctrica en el Centro Intercultural debido a que no tienen contador autorizado.

Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

“Los miembros de la Asociación Centro Intercultural de Quetzaltenango tienen hasta el 4 de octubre para poner su contador de energía, ya que cuando se firmó el convenio de usufructo, se les dio 15 días para arreglar el tema de consumo de energía, y han pasado varios años y no lo han hecho”, determinó la jueza.

El ingeniero Flavio Ovalle, gerente general de la Empresa Eléctrica Municipal, comentó que ahora las personas que realizan actividades en ese centro están pagando luz de feria para poder conectarse.

“Ellos no tienen contador, pero en cada evento que se realiza pagan luz de feria, de acuerdo a las tarifas establecidas y a la cantidad de energía que consumen”, detalló Ovalle.