Integrantes del Consejo Municipal de Desarrollo de Quetzaltenango (Comude) realizaron una reunión para cuestionar a funcionarios sobre el incremento de cantinas, bares y centros nocturnos en el Centro Histórico de Xela.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

Haroldo Sum, integrante del Comude, comentó que, desafortunadamente, nadie asume responsabilidad en cuanto a la problemática de violencia que afecta a la Ciudad Altense.

“El representante del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales no respondió por qué los negocios han aumentado; el gobernador nos faltó el respeto, ya que llegó solo unos minutos, dijo que tenía otro compromiso y no respondió ¿por qué ha aumentado la violencia en la ciudad? El director del centro de salud afirmó que no han autorizado ventas de licor; el comisario dijo que hará inspecciones si tiene autorización del Juzgado de Asuntos Municipales; todos evaden responsabilidades”, afirmó Haroldo Sum.

La reunión se realizó en el Salón de Honor de la comuna quetzalteca. “Todos evaden su responsabilidad y se acusan mutuamente. La violencia ha aumentado, los bares, cantinas y centros nocturnos han aumentado y alguien los tuvo que autorizar, si no, que los cierren”, señaló Óscar Nimatuj, representante del Consejo Comunitario de la colonia Vista Bella.