El futbolista guatemalteco Marco Pablo Pappa conversó con La Prensa de Occidente sobre su regreso a las canchas y del nuevo reto que asumirá con Xelajú.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente

El volante nacional se mostró motivado por arribar a una de las instituciones de más tradición en el país y explicó que esta es una segunda oportunidad para él.

¿Por qué decidió venir a Xelajú?

No fue una decisión fácil, mi familia está en la capital, pero consideré muchos aspectos. Sé que el club tiene grandes aspiraciones y yo soy un ganador. El ambiente de futbol que se vive acá es diferente y como jugador me inspira a darlo todo en la cancha.

Muchos cuestionan su incorporación al club, ¿qué le puede decir a la afición para cambiar esa mentalidad?

No me gusta hablar de mi vida personal, pero lo que puedo decirles es que voy a responder en la cancha. Vengo con el hambre y las ganas de hacer bien las cosas y levantar el título, el torneo pasado el equipo estuvo a un paso de lograrlo y ahorita está metido en zona de clasificación, creo que hay material humano para lograrlo y yo vengo a aportar para llegar al objetivo.

¿En cuánto tiempo considera que estará listo para debutar con el club?

Esa decisión será del entrenador, estuve entrenando por mi cuenta, pero considero que no es lo mismo. Estos días trataré de reacondicionarme y ponerme al mismo ritmo de mis compañeros. Por mí jugaba en la siguiente jornada, pero soy consciente de que necesito recuperarme en lo físico.

A inicios de este semestre se había anunciado como nuevo fichaje de Petapa, ¿qué sucedió y qué le garantiza a Xelajú para que no vuelva a suceder lo mismo?

El proyecto en Petapa estaba interesante y estoy muy agradecido por el interés que mostraron en mí. Pero no logramos llegar a un acuerdo, solo pude realizar una parte de la pretemporada y luego decidí alejarme de las canchas. Con Xelajú es diferente, aquí ya firmé un contrato por un año y con Petapa no lo hice.

En el grupo hay viejos conocidos para usted, ¿qué detalles diferentes le aportará al futbol de los chivos?

Tuve la oportunidad de realizar el proceso de formación con Julián Priego y también compartí el vestuario en Municipal con Kamiani Félix. El entrenador me llamó y me planteó el proyecto y las aspiraciones que hay en el club. Hay un equipo muy fuerte en todas las líneas; en lo personal, vengo a aportar lo que sé. Vengo a ser parte de un grupo, aquí el nombre no juega, lo que importa es la institución.

¿Cómo analiza la posibilidad de regresar a la bicolor?

He tenido la oportunidad de defender durante 14 años los colores de mi país, para cualquier futbolista es un orgullo representar a la selección, por supuesto que está entre mis prioridades. Quiero comentar que he recibido llamadas para ir al extranjero, la dirigencia de Xela me ha respaldado con esto, me han comentado que si existiera la opción de volver al plano internacional, me apoyarán.

¿Qué le puede decir a la afición para que regrese a arropar a su equipo al Mario Camposeco?

Que estén tranquilos, creo que los resultados dan la pauta de que el equipo va por buen camino, está entre los mejores seis; obviamente queremos terminar entre los primeros, pero hay que esforzarse. En lo personal, con el apoyo de mi familia, vengo con una mentalidad diferente, a dedicarme a mi trabajo, responder con mi futbol en la cancha y ser uno más del grupo.