Las autoridades de la Municipalidad de Quetzaltenango han perdido más de Q8 millones del aporte de consejos departamentales de desarrollo.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

En el primer año de gobierno (2016), se tenía un presupuesto de Q11 millones 428 mil 745 para obras de beneficio social, pero no se hicieron; por ejemplo, el Centro de Convergencia y Capacitación para la Mujer Valle de Palajunoj, Llano del Pinal, sector 7, Q1.5 millones. Asimismo, el Centro de Capacitación de las Cooperativas Departamentales, por Q3 millones 819 mil 657, y el mejoramiento del sistema de alcantarillado sanitario diagonal 15 Zanjón Calderón, en la zona 1, por Q217 mil 108; el dinero se fue al fondo común.

En 2017 se tenía un presupuesto de Q6 millones 425 mil 682, solo invirtieron Q3 millones 269 mil 510, el resto se recuperó con la aprobación de obras de arrastres que se concluyen actualmente.

Ahora bien, este año, el presupuesto es de Q6 millones 428 mil 682 para nueve proyectos, seis de este año y tres del pasado, pero el proyecto de mejoramiento del sistema de agua potable en la aldea Las Majadas, de Q2 millones 530 mil 608.59, ya no se ejecutará porque no se logró firmar el convenio en tiempo.

El monto que se ha ido al fondo común en los tres años es de Q8 millones 67 mil 374.39. El jefe edil, Luis Grijalva, comentó que el último proyecto ya no se hará porque los vecinos de la aldea Las Majadas no quisieron la obra.

El concejal Carlos González lamentó que se pierdan los recursos. “Se debió gestionar el dinero para otra comunidad, eso muestra la deficiencia de las autoridades que no pueden planificar, aquí deben deducir responsabilidades porque no se pueden perder los recursos habiendo tantas necesidades”, señaló González.