Estudiantes del nivel primario, durante el desfile de las fiestas de independencia, portaron mantas de apoyo a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), por ese hecho, quieren despedir al supervisor departamental de Educación.

El ministro aseguró que estará de nuevo en Quetzaltenango a finales de año y para esa fecha informará sobre los avances en el proceso y lo que se decida al respecto.

Henry Popá/La Prensa de Occidente

A principios de la semana pasada, se conoció la destitución de Ramón Yax; sin embargo, el ministro de Educación, Óscar Hugo López, aseguró que “no es cierto que esté destituido, lo que hay es un proceso administrativo, que Yax tiene derecho a descargo de lo que se le imputa, y que no hay una resolución”.

Respecto del porqué se le imputan cargos, López comentó: “Un desfile escolar no es una vía de manifestación en contra de X o Y persona”.

Sobre la libertad de expresión dijo que no se está vedando y que cualquier ciudadano tiene la oportunidad de expresarse, pero que en un desfile escolar de niños, los padres de familia y autoridades deben buscar los mecanismos que permitan protegerlos.

“Cuando los niños han sido provocados para llevar mantas o pancartas en contra de alguien, es cuando son vulnerables a señalamientos, eso es un delito”, afirmó el ministro de Educación.

 El proceso

López comentó que los maestros fueron citados, donde declararon lo que pasó y cómo fue. El proceso aún se encuentra en fase de investigación. “En el caso del supervisor, él ya tuvo la oportunidad de presentar sus pruebas de descargo, ahora será la dirección de recursos humanos y los abogados del ministerio los que resuelvan qué rumbo; por el momento no está resuelto, no está destituido”, puntualizó el funcionario.

En Quetzaltenango se realizó, el jueves, la presentación y entrega de Planes Estratégicos Departamentales de Educación, en la actividad participó el ministro de Educación.