Un audio que dura 23 horas y más de diez cajas con expedientes son los principales medios de prueba del Ministerio Público y la Cicig en el caso “Corrupción Muni-Xela”.

Colaborador eficaz afirma que los constructores no sabían del pago de coimas a exfuncionarios.

Por Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente

Esta semana, en el Juzgado de Mayor Riesgo de Quetzaltenango, a cargo de la jueza Adelina Cruz Toscano, se desarrollaron las primeras reproducciones de un audio que contiene las declaraciones del colaborador eficaz, Jorge Palomo Leppe, el cual fue emitido como anticipo de prueba en agosto de este año, ya que los fiscales de la Feci y la Cicig consideraron que su vida estaba en peligro.

El audio reveló contradicciones con las declaraciones escritas, que dicho sea de paso La Prensa ha publicado en ediciones pasadas. En principio, Palomo señala que la exgobernadora y exdiputada María Elisa López Ixtabalán le prestaba dinero para iniciar con los proyectos de infraestructura; luego que la municipalidad le desembolsara lo que correspondía, este se lo retribuía a la exfuncionaria.

Palomo reveló que fueron diez veces las que pidió apoyo a López Ixtabalán, deuda que en suma llegó a un millón de quetzales.

“Ella me ayudaba de esa forma, si no era ella la que me daba los cheques, era su esposo, Marco Antonio Lima, quien ya falleció”, recalcó.

Cuando en el audio la fiscal Virginia Laparra le pregunta si a la fecha todavía le debe dinero a la exfuncionaria, el colaborador eficaz responde: “Sí”. Al cuestionarle la fiscal si alguna vez María Elisa López le cobró ese dinero, este contesta: “Sí, sí, pero después de que me acerqué al Ministerio Público y la Cicig, me dijeron que mi deuda ya estaba saldada porque le había pagado coimas”.

“Me pidió la escritura de la casa donde funcionaba mi oficina y no me la devolvió, yo saqué un segundo testimonio para no perder mi propiedad, ella me cobraba entre un 2 o 3 por ciento por cada préstamo”, afirmó.

Agregó que Carlos Daniel Illescas López también le prestaba dinero, pero a diferencia de su mamá, él no le cobraba intereses. “Aproximadamente, me hizo siete préstamos; no tengo el monto específico, pero hará unos 10 mil dólares aproximadamente”, se escucha en el audio.

Al cuestionarle sobre si los propietarios de las empresas sabían del pago de coimas a los exfuncionarios, el colaborador eficaz señaló que estos no sabían nada.

“Entre constructores es normal que nos prestemos papelería, pero ellos no sabían que yo pagaba coimas, hacíamos un pacto verbal y cuando salían los primeros desembolsos les daba el 10 % de cada proyecto, a excepción de las empresas propias, que son PCG, Constructora Barrios y PROYMACO, aquí solo le pagaba salario”.

El colaborador eficaz reconoce haber comprado facturas para justificar la contabilidad, para hacer lícito el pago de coimas y de esa cuenta minimizar el monto de los impuestos.

No existen evidencias contundentes

Las inconsistencias o contradicciones escuchadas hasta hoy revelan que no existe evidencia clara para sustentar el caso. “A mi criterio, esta es la declaración que él siempre repite, yo pienso también que la Fiscalía repite las preguntas constantes y prevemos que el resto de las declaraciones serán así, repetitivas, además habla de cuestiones que él tiene, registros que él mismo creó”, comentó el abogado Jefry Díaz.

Para el litigante Arody Sazo, lo escuchado hasta ahora no representa elementos de prueba fundamentales para que los sindicados se encuentren en prisión, sin embargo, respeta el desarrollo del proceso. Sazo agregó que a su patrocinada Vivian Jacobs se le sindica del lavado de dinero, pero hasta ahora se desconocen los detalles, por los que considera importante escuchar toda la grabación de la declaración del colaborador eficaz.

“Estamos atentos en qué parte de la declaración se le señala a ella, porque hasta ahora no vemos cómo ni cuándo ella cometió el delito por el cual se le señala”, acotó Sazo.

“Por lo que hemos escuchado, la estructura funcionaba bajo la orden del colaborador eficaz, es decir él y sus trabajadores. En su declaración aseguró que los constructores no sabían del pago de coimas, entonces no puede existir el delito de asociación ilícita o de lavado de dinero”, indicó Sonia Soto, abogada del constructor Celso Sarceño González.

“Aunque nos faltan muchas horas de reproducción del audio y la revisión de las 16 cajas de documentos, creemos que el proceso está caminando. Por ahora, como defensores estamos analizando todo lo que se ha dicho y en su momento nos pronunciaremos”, indicó Mónica Fuentes, defensa de Rossana Schoenfeld de Barrientos.

“El colaborador eficaz dice que los constructores no sabían del pago de coimas, también señala que durante ocho años solo una vez habló con el alcalde, entonces a mi criterio no se puede argumentar el delito de asociación ilícita, por ejemplo; pero vamos a esperar qué es lo que se viene”, acotó Díaz.

 

El abogado defensor, Arody Sazo dice que lo escuchado hasta ahora no representa elementos de prueba fundamentales para que los sindicados se encuentren en prisión.