Luis Grijalva afirmó que tenía dos o tres asesores y que por problemas presupuestarios tuvo que rescindir de algunos que no consideraba necesarios.

Pese a haber solicitado el título académico o profesión de los asesores, en el documento proporcionado por la Oficina de Acceso a la Información Pública no se detalló.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

Pese a que el jefe edil comentó que se ha quedado con dos de ocho asesores, datos solicitados a la oficina de acceso a información pública se comprobó que son cinco. Lilian Mercedes Rivas Méndez, asesora de alcaldía municipal en temas jurídicos; Seidy Alejandra Reyes Villatoro, asesora para asuntos de la comisión de finanzas; Rokael Cardona, asesor de alcaldía para asuntos de gestión territorial; Benedicto Magdaleno Noriega Berduo, asesor en temas de seguridad ciudadana y fortalecimiento municipal, y Amílcar Bernandino Racancoj Alonzo, asesor para temas de drenaje.

Grijalva explicó que todos ganan Q5 mil mensuales; en el caso de Cardona, tiene un salario de Q10 mil.

A criterio de Guillermo Recinos, la alcaldía no debe tener asesores, sino que estos deben servir de apoyo a las comisiones presididas por los concejales, según el Código Municipal. “Hasta ahora el trabajo de los asesores no es visible ni palpable para la población, no impacta el trabajo en los vecinos”, resaltó Recinos.

Asimismo, Recinos considera que el alcalde confunde asesores con consultores, eso debe definirse porque un asesor solo aconseja y recomienda en un momento determinado, mientras que el consultor debe entregar un producto concreto, eso es más productivo.