La Municipalidad de Quetzaltenango desembolsó Q14 mil 400 por 18 cepos para sancionar a los automovilistas mal estacionados, lo malo es que no tienen una normativa establecida para aplicar el castigo.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

La colocación de cepos para la regulación del tránsito en Quetzaltenango se implementará hasta el próximo año debido a que no se tenía definido el proyecto de reglamento administrativo que contemplará sanciones para quienes quiten, destruyan o roben uno de estos aparatos.

El director de la Policía Municipal de Tránsito de esta ciudad (PMTQ), Diego Meckler, manifestó que se adquirieron a mediados de noviembre, 18 cepos por valor de Q 14 mil 400, que si bien no son suficientes, también se ha pensado en no importunar a las personas en estas fechas.

“Con tal de no afectar a las personas durante estas fiestas, se está considerando dar marcha el otro entrante, aunque también porque falta un reglamento administrativo para sancionar a quienes dañen, retiren, o roben un cepo. Ellos deben ser sancionados con Q 5 mil de multa y ese reglamento no se tiene todavía”, explicó Meckler.

La Ley de Tránsito, artículo 34: “La autoridad de tránsito podrá emplear cepos o mecanismos similares para inmovilizar los vehículos dejados en la vía publica en lugares no autorizados para los mismos”.