Francisco Fernando De León Ágreda, quetzalteco, ha dedicado parte de su vida a mantener viva la ilusión de la existencia de Santa Claus; en Xela es el más representativo por sus facciones, principalmente por la barba blanca natural.

Por Fred Rivera/Colaborador

Durante 29 años, el Santa Claus de la ciudad ha visto crecer a varias generaciones, y con abrazos, besos, fotografías y mensajes representa al personaje caracterizado por la bondad y espíritu caritativo, donde lo más importante es dar y compartir.

De León Ágreda cumplirá 64 años el 2 de enero próximo y desde hace casi tres décadas personifica al mítico personaje Santa Claus, su agenda durante diciembre es saturada por la demanda de actividades en las que se presenta.

Su vida

El Papá Noel quetzalteco nació en el antiguo hospital San Juan de Dios, ubicado en la 14 avenida de la zona 1 de Xela, estudió párvulos en el colegio Encarnación Rosal, cuando era mixto; luego en la escuela Carlos A. Velásquez, la primaria en San Felipe Retalhuleu y se graduó de tornero en el Instituto Técnico Industrial de Mazatenango. Se especializó en reparación de maquinaria y trabajó en Rosmo, así como en la portuaria de Champerico. Luego dio clases en el Instituto Técnico Industrial de Quetzaltenango durante 27 años ininterrumpidos hasta su jubilación.

Su primera vez

Los orígenes de personificar a Santa Claus se remontan a 1989, ya que familiares de su esposa lo observaron y le solicitaron que se vistiera el 24 de diciembre para llevarle los regalos a los niños. Recordó que una prima le aplicó unos tintes en la barba y como consecuencia le quemó la cara, al día siguiente cuando se rasuró fue muy complicado por el daño en la piel. Las primeras botas que usó fueron de hule y le aplicaron pintura blanca en la orilla.

La primera presentación que tuvo fue en una casa, donde le pagaron Q25 por alegrar la Nochebuena de los niños, ahí empezó su carrera. Luego fue contratado en la fábrica de textiles Hicea. Seguidamente, fue la imagen navideña de una gasolinera donde consolidó su trabajo y atrajo al público, quienes se tomaban fotografías familiares junto a él.

Su trayectoria

Su carrera fue creciendo, una embotelladora lo contrató para promoción de sus productos y llevar alegría a los niños, incluso hasta tuvo presentaciones en helicóptero, las cuales esperaban cientos de quetzaltecos.

También estuvo en el Centro Comercial Montblanc y luego en Pradera Xela; hasta que, hace 16 años, llegó a la Casa del Encanto, ubicada en la 29 avenida de la zona 7 de Xela, donde recibe a miles de visitantes cada fin de semana durante el mes de diciembre. Las personas se admiran del parecido con el personaje.

Su esposa, María Etelvina Samayoa Godínez, le administra su agenda de presentaciones y acompaña en todas sus actividades. “Es su apoyo fundamental”, comentó el Santa, de cariño le llama la “Mamá Claus”, tienen tres hijos, de 26, 27 y 28 años.

Anécdotas

Entre las historias que más le han impactado está el contacto con los niños y las preguntas que ellos le hacen. “¿Por qué hay muchos Santa Claus?”, “¿Me traerás regalo si me porté más o menos este año?” y “¿Puedo tocar tu barba?”.

También recuerda que hace años algunos niños le decían que no querían regresar con sus papás porque estos les pegaban; sin embargo, considera que esas situaciones son menos frecuentes ahora por el cambio en las leyes y la tecnología.

El trato también es especial con los niños que son tímidos, este Santa Claus utiliza tácticas especiales para que los pequeños se expresen.

En las presentaciones varias personas han perdido dinero porque apuestan si la barba de Santa Claus es natural o no. Francisco Fernando cuenta que un año tuvo que vestirse de azul por una campaña publicitaria de una embotelladora, lo cual no le gustó, pero lo hizo por compromiso.

En una ocasión, una señorita le pidió que Santa Claus le trajera un príncipe azul con regalos como ropa, carros y todas las comodidades. La respuesta de él fue que hacía años había dejado de fabricarlos.

“Hay que dar amor y servir a la humanidad. Santa Claus sí existe en el corazón de cada uno”.

Los sueños de Santa

De León Ágreda sueña con filmar una película, aún cuando participó en la grabación de un video musical del artista Carlos Guillén que se llama Llega la fiesta, que se puede ver en YouTube. Y en el rodaje de la cinta Morena, la cual ya no se finalizó.

La película que más le gusta es Santa Cláusula, la cual muestra a un hombre que se transforma poco a poco en Santa Claus.

Los juguetes más solicitados

Nuestro entrevistado comparte que lo que más le han pedido los niños este año son drones, videojuegos, cachorros, bicicletas, carros y muñecas. Desde hace tres años han disminuido las solicitudes de pistolas, rifles y otros juguetes bélicos, lo cual considera que es por la difusión de los mensajes en diferentes medios de comunicación y campañas para evitar la violencia.

Su mensaje

“Dejemos que los niños vivan su fantasía y que los adultos sean más sinceros y humanos; además, hay que celebrar la Navidad todo el año, no solo en diciembre. Hay que dar amor y servir a la humanidad. Santa Claus sí existe en el corazón de cada uno”.

Traje de Santa Claus: vestuario de pana roja, botas de cuero, barba natural (maquillada), guantes blancos, tarda tres horas para arreglarse.

EL ORIGEN DE SANTA CLAUS

“Viejito Pascuero”, Santa Claus, Papá Noel o San Nicolás. Esos son algunos de los nombres que recibe el personaje. La historia del origen es mítica y tiene relación con la figura inspirada en el obispo cristiano Nicolás de Myra, quien vivió en el siglo IV en Anatolia, Turquía.

Actualmente, sus reliquias se conservan en Bari, Italia, porque cuando los musulmanes conquistaron territorio turco, un grupo de católicos romanos sacó de ahí en secreto las reliquias del santo y se las llevó a la ciudad italiana. Nicolás era hijo de una familia acomodada, pero él destacó por su sencillez y servicio hacia los demás, repartió sus bienes y se encomendó a la religión para ordenarse como sacerdote.

En torno a su figura destacan historias de milagros y bondades para con los pobres. Tal fue la admiración que sintieron por él, que se convirtió en santo patrono de Grecia, Turquía, Rusia y la Lorena (Francia).

SU FAMA COMO REPARTIDOR DE OBSEQUIOS

La historia dice que Nicolás regaló en secreto una bolsa llena de monedas de oro a tres mujeres sin recursos. Se cuenta que el sacerdote entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.

EL CAMBIO A SANTA CLAUS Y PAPÁ NOEL

Los registros indican que la transformación ocurrió en el año 1624. Según consigna la BBC, “fue en el siglo XVII cuando la imagen de Santa Claus llegó a Estados Unidos procedente de Holanda, país en el que se venera a Sinterklaas o San Nicolás, un personaje que trae regalos a los niños el 5 de diciembre”.

Sin embargo, en 1809, el escritor Washington Irving deformó el nombre del santo holandés Sinterklaas en la vulgar pronunciación Santa Claus. Este podría considerarse el nacimiento del nombre.

En 1863, Santa Claus adopta su nueva fisionomía gracias a Thomas Nast, un dibujante que diseñó al personaje para sus tiras navideñas en Harpers Weekly. Sus vestimentas nuevas tendrían influencia de los obispos de antaño y sin relación con San Nicolás de Bari.

La historia y celebración se comenzó a propagar de la mano de Santa Claus, con el personaje gordo, barbón y de rojo, tras una ilustración realizada en 1870 por el dibujante alemán-estadounidense Thomas Nast sobre la base de un poema de Clement Moore.

Se cree que su creador se basó en las vestimentas de los obispos de viejas épocas para crear a este San Nicolás, que en ese momento ya nada tenía que ver con San Nicolás de Mira.