Este 18 de enero será la convocatoria oficial para las elecciones generales, el banderazo de salida al proceso para elegir nuevas autoridades de gobierno para el período 2020–2024, se viene con muchos retos porque de acuerdo con las reformas a la ley electoral, estas elecciones serán completamente atípicas o diferentes.

Por Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente

Contrario al proceso electoral de 2015, en estas fechas las campañas proselitistas inundaban los espacios publicitarios en los medios de comunicación, vallas y pintas en las carreteras, paredones y hasta en las piedras, mantenían saturado el ambiente; sin embargo, hasta hoy solo se observan algunas vallas donde los partidos políticos hacen el llamado a la afiliación.

Esta nueva conducta se debe al temor de ser sancionados por las reformas a la Ley Electoral de Partidos Políticos (LEPP) aprobadas en 2016- Otro de los aspectos positivos establecidos en la reforma es que los partidos contarán únicamente con tres meses para hacer campaña, además del techo presupuestario, el cual busca que el financiamiento público sea con las mismas condiciones.

Voto en el extranjero

Otro de los aspectos que cambiaron es el voto en el extranjero, aunque hasta ahora el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no tenga una estrategia determinada para establecer el beneplácito de los connacionales residentes en Estados Unidos.

Estas reformas también pretenden evitar que los diputados tránsfugas sean reelectos, aunque no se descarta el intento de los legisladores por enmendar la plana, tras la aprobación de la Ley.

“Las reformas vienen a refrescar la percepción de la población, pues delitos como el financiamiento electoral ilícito, la falta de rendición de cuentas, el ocultamiento de fondos, los sobregiros en el techo de campaña, que fueron algunas de las violaciones a la ley durante el proceso electoral de 2015, se podrán prevenir con estas reformas”, indica el politólogo Francisco Mérida.

Financiamiento

El articulo 21 ter, habla de las regulaciones sobre el financiamiento, el cual determina que el límite máximo de gastos de campaña electoral que cada organización política utilizará en forma directa, será el equivalente en quetzales a los cincuenta centavos de dólar estadounidense (US$ 0.50) por cada ciudadano empadronado hasta el 31 de diciembre del año anterior a las elecciones.

“Esta, sin duda, es una de las mejores reformas porque no les permite a las organizaciones políticas realizar las grandes campañas que vimos en el proceso electoral pasado”, explica Mérida.

Para el experto, el financiamiento electoral ilícito se minimizaría al implementar esta reforma, aunque existen riesgos porque el monto está sujeto a la cantidad de guatemaltecos empadronados en cada municipio.

“Aunque esta normativa es positiva tiene un pequeño defecto, y es que en los municipios pequeños, es decir, con una mínima cantidad de empadronados, los partidos políticos no contarán con los recursos suficientes para sostener la campaña; por ejemplo: en San Miguel Sigüilá hay 4 mil 212 empadronados (hasta noviembre 2018) que haría un aproximado de Q16 mil 848 para gastos de propaganda por cada partido político”, señala.

En tanto que la cabecera departamental tiene 101 mil 373 empadronados (hasta noviembre de 2018), lo que se traduce a Q405 mil 492 para cada partido político, y aunque el principio de la igualdad es uno de los aspectos positivos con esta reforma, el lado negativo es el financiamiento para los comités cívicos, indica el analista.

Y es que resulta que el inciso f) del artículo 21 ter, establece que los Comités Cívicos tendrán como límite de gastos electorales el equivalente en quetzales a diez centavos de dólar estadounidense (UD$ 0.10) por cada ciudadano empadronado de la circunscripción municipal o distrital, según sea el caso.

En ese sentido, los comités cívicos que deseen participar en el municipio de Quetzaltenango tendrán un techo presupuestario aproximado a los Q81 mil 98; en el caso de San Miguel Sigüilá tendrá Q3 mil 370.

“Hicimos un estudio a nivel nacional y determinamos con preocupación que esta reforma deja en desventaja a los comités cívicos, pues como es el caso del municipio de Santa Catarina Barahona, del departamento de Sacatepéquez, hay 356 empadronados, lo que indica que el equivale es Q1,408 para cada partido político y si alguien desea participar mediante Comité Cívico tendrá que hacerlo con una campaña que le cueste únicamente Q282”, resalta Mérida.

“No nos preocupa el techo presupuestario, pues consideramos que nuestra campaña estará enfocada en la propuesta y no en la publicidad”, comenta Carolina Rodríguez, secretaria municipal de Creo.

Noé Cayax, secretario Departamental del Partido Valor, indica que las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos generan un fortalecimiento a la democracia, además de promover la igualdad y prevenir el financiamiento electoral ilícito.

“El techo presupuestario representa un desafió para todas las organizaciones políticas, las reglas son diferentes, porque antes se decía que los que ganaban debían pagar los favores de sus financistas, ahora eso será diferente”, agrega Cayax.

TSE se fortalece

En el TSE se instalará la Unidad de Control y Fiscalización de las Organizaciones Políticas, su trabajo será similar al de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) del Ministerio Público.

Esta unidad contará con expertos en control, fiscalización y especialistas en informática, quienes han sido capacitados por la Cicig. La investigación y seguimiento de la ruta del dinero será la especialidad de esta unidad.

 

Los tiempos

De acuerdo con el Tribunal Supremo Electoral, las fechas para el desarrollo de las elecciones ya han sido aprobadas.

18 de enero: Convocatoria a elecciones generales 2019.

19 de enero: Inicio de la inscripción de candidatos ante el Registro de Ciudadanos del TSE.

16 de febrero: Cierre del plazo para empadronamiento.

17 de marzo: Cierre de la inscripción de candidatos.

18 de marzo al 14 de junio: Plazo para la campaña electoral.

 

16 de junio: Elecciones de primera vuelta.

La fecha tentativa para la segunda vuelta presidencial, en caso fuera necesaria, sería el 4 o el 11 de agosto.

 

 

Datos

A la fecha, según el registro del Tribunal Supremo Electoral, existen 27 partidos políticos inscritos.

El Tribunal Supremo Electoral ha registrado hasta noviembre de 2018, 101 mil 373 personas empadronadas en el municipio de Quetzaltenango.

En los procesos de 2011 y 2015, la campaña proselitista duró tres años y se gastaron cientos de millones de quetzales.

Las reformas también establecen la Unidad de Medios de Comunicación que se encargará de asignar la publicidad en radio, televisión, periódicos y revistas, entre otros, como parte de la fiscalización de los financiamientos.