La familia Vásquez López ha dedicado 25 años a guardar los suvenires y camisolas del Xelajú M. C., lo que para ellos se ha convertido en un patrimonio.

Daniel, Andy, Gustavo y Adolfo Vásquez son parte de la familia que ha coleccionado las indumentarias del club Xelajú M. C.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente

No cabe duda que el futbol en Quetzaltenango se vive de una manera especial y hablar de Xelajú implica un sentimiento inigualable para muchos, que desde pequeños, le dan seguimiento a su equipo.

Adolfo Vásquez, papá de los hermanos Gustavo, Giovani y Daniel, explicó que jamás pensó en llegar a sumar todas las indumentarias con las que cuentan actualmente. “No teníamos intención de guardar todas estás camisolas, sin pensarlo las adquiríamos y con el tiempo llegamos a este número”, agregó.

Actualmente, la familia cuenta con un total de 75 camisolas, desde la temporada 94-95; para ellos las más emblemáticas son las de los últimos tres títulos de Liga (1996, 2007 y 2012), además de la que el club portó para el ascenso a Liga Mayor en 2000 y la que vistieron en la Liga de Campeones de Concacaf en 2013.

“He tenido la oportunidad de seguir al club desde los años sesenta. Iba al estadio a escondidas de mi papá y vi a grandes figuras, quienes han dejado huella en la institución. Algo que he podido observar es que desde la obtención del título en 1996, el apoyo a Xelajú creció inmensurablemente, surgieron nuevas barras y el seguimiento se fortaleció”, puntualizó Adolfo.

El sentimiento al equipo a los hermanos los llevó a abrir una página en Facebook, Locos por Xelajú, donde realizan labores periodísticas desde 2013, y con una emisora de radio realizan análisis y transmisiones de los encuentros deportivos a través de las redes sociales. “Xelajú es parte de nuestro patrimonio y una pasión que esperamos transmitir a nuestros hijos”, puntualizó Gustavo Vásquez.