Con las maletas llenas de ilusión, Macario, pugilista altense, emprenderá vuelo hacia México la próxima semana, donde sostendrá un combate por el Campeonato Mundial Juvenil de la CMB el próximo 2 de febrero ante Hiram el “Mexicanito” Gallardo.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente

El chivo va por la prueba más importante de su carrera hasta el momento, arrebatarle al “Mexicanito” el cinturón del Campeonato Internacional Juvenil de la Comisión Mundial de Box (CMB).

Acerca de este combate estelar, el mexicano destacó de su rival que este se mantiene invicto como profesional, con 13 luchas ganadas y 10 de ellas por la vía del “cloroformo”, dijo que espera un gran combate; esta es la primera defensa de Gallardo, luego de convertirse en campeón el 15 de diciembre del 2018 en Tulum.

“Es un gran rival, llega con una gran marca y tiene el mote de ‘Devorador de mexicanos’, ya que muchos de sus triunfos han sido ante mis compatriotas. Pero todo esto se le va acabar el próximo 2 de febrero, porque yo lo voy a vencer, le voy a quitar su invicto y mantener el campeonato en México, en Chetumal”, afirmó Hiram, el “Mexicanito”, Gallardo.

Pablo, por su parte brindó detalles en exclusiva a La Prensa de Occidente sobre su actuación en el combate internacional, que podría convertirlo en el nuevo campeón de su categoría.

¿Cuáles son sus expectativas?

Estaré compitiendo por el Mundial Juvenil Plata del WBC, es mi primera vez y la ilusión es convertirme en el primer campeón mundial de esta división para Guatemala.

¿En qué categoría participará y en qué otros certámenes de esta magnitud ha actuado?

Participaré en el denominado peso “Mosca”, que está entre las 112 libras. Anteriormente, tuve la oportunidad de boxear en el sureste de México, donde inicié mi carrera profesional y mi mayor récord fue de ocho peleas invictas, 3 de ellas por nocaut. También fui estelar en dos eventos en la capital; agradezco a mis patrocinadores The Boxing Club y Primavera Suites, sin ellos no estaría acá.

¿Por qué le gustó el boxeo y a qué edad empezó a practicarlo?

Cambió mi vida, este deporte me abrió un nuevo camino que me permitió salir de las calles, exactamente a los 14 años.

¿A dónde quiere llegar?

Quiero ser el primer Campeón Mundial Juvenil de mi país. Soy parte del proyecto de boxeadores profesionales de Guatemala y hay un grupo selecto de patrocinadores al cuál nos debemos. Me siento orgulloso de pelear por los colores de mi patria y demostrarle a todos que acá hay talento.

¿A qué deportistas admira?

Desde pequeño siempre me gustó esta rama y admiré mucho a Julio César Chávez, Many Paquiao, Mohamed Alí, Vacil Lomachenco y a Óscar Valdés.

¿Quiénes son su motivación?

Sin duda, mi hermosa hija Tracy Angélina Macario Rodríguez, así como mi esposa y familia.