La Municipalidad de Quetzaltenango adjudicó en agosto de 2018, el proyecto “Mejoramiento red de alumbrado público ingresos y calles principales de la ciudad de Quetzaltenango” a la constructora Dovela, la cual debía entregarlo en dos meses y medio; sin embargo, hasta esta semana se iniciaron los trabajos.

En febrero la empresa ofrece instalar 200 luminarias. En marzo concluirán el trabajo.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

El 5 de septiembre de 2018 se firmó el contrato entre la comuna y la constructora, el 6 de noviembre se firmó una ampliación del contrato porque en el primero no estaban consignadas las direcciones donde se debía cambiar las lámparas.

“Este lunes dieron inicio los trabajos y eso permitirá mejorar la iluminación de la ciudad, se cambiarán 1,068 lámparas y poco a poco vamos a realizar más cambios para mejorar todo el alumbrado público”, señaló el jefe edil.

Grijalva manifestó que este mes se colocarán las primeras 200 lámparas y en marzo el resto, sin embargo, trascendió que parte de las luminarias led no las tienen por las especificaciones requeridas, pues no se encuentran en el mercado nacional.

El encargado de los trabajos, José Ramírez manifestó que iniciaron la colocación de 350 lámparas de 250 vatios; 150 lámparas de 160 vatios y 568 de 250 vatios.

“Actualmente, se colocan lámparas de sodio en la zona 8, luego en la avenida Las Américas y en otras direcciones”, dijo el entrevistado.

Pueden haber atrasos

Los trabajos deben realizarse en diez semanas, pero se podría incurrir en incumplimiento de tiempo porque la empresa no cuenta con las 1,068 lámparas; se debe esperar mes y medio para que lleguen. El contrato se firmó por un monto de Q3 millones 478 mil 981.

Los miembros del concejo del oficialismo aprobaron por mayoría el contrato, sin embargo, el concejal Armando Castillo Gandinni se opuso porque manifestó que la empresa Dovela ya había fallado en la entrega de materiales y no tenía experiencia para hacer ese tipo de trabajo.

Mario Pérez, coordinador de la coordinadora de alcaldes comunitarios comentó: “¿Cómo hicieron el negocio, sabían que no había lámparas? Ahora deben aplicar la fianza y buscar una empresa que tenga experiencia porque ese trabajo debe ser rápido”.

Haroldo Sum, del Consejo Comunitario de Desarrollo de la zona 5, manifestó:“Cuando cuestionamos la calidad de las lámparas, el alcalde nos dijo que deberíamos de ir de poste en poste si queríamos averiguar eso”, acotó Sum.

Esta semana comenzó la colocación de 350 lámparas de 250 vatios; 150 de 160 vatios y 568 de 250 vatios.