El empate del miércoles ante Municipal mantiene condicionado al cuerpo técnico de Xelajú M. C., que hoy está obligado a ganar en Iztapa para seguir al frente del plantel.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente

El presente de los chivos tiene en la “cuerda floja” al técnico Ramiro Cepeda, que el miércoles ante Municipal, intentó hacer un planteamiento que le permitiera salvar el puesto, pero no lo consiguió.

Sin embargo, el equipo mostró una actitud diferente y eso fue lo que los directivos evaluaron para continuar con el respaldo al cuerpo técnico.

“En la cancha se vio la entrega del equipo, creo que eso nadie lo puede negar, sin embargo, no se ganó, pero confiamos en levantar esto”, dijo el asistente técnico Wálter Horacio González.

Xela visita este sábado, el estadio Municipal de Iztapa, a las 13:00 horas, para medirse ante el conjunto de esa localidad, en una jornada donde no pueden dejar más puntos porque con siete unidades ocupan ahora la novena posición de la tabla.

“Tenemos la confianza en revertir este mal arranque, entendemos el malestar de la afición, pero vamos a esforzarnos para que los resultados se empiecen a dar a nuestro favor”, dijo el defensor Kristian Guzmán.

El presidente de la Institución Francisco Santos explicó que habrá un constante seguimiento a los resultados y rendimiento de los futbolistas, y de no revertir los números rojos tomarán una decisión.

Los chivos fueron incapaces de vencer a Municipal en casa y hoy deben salir a ganar para recuperar los puntos perdidos.