El 11 de febrero de 2019 se cumplieron 11 años de que Casa No’j empezó a funcionar en Quetzaltenango y durante este tiempo ha albergado a miles de personas como un espacio abierto para que los artistas den a conocer sus obras.

Por La Redacción/La Prensa de Occidente

Difusión, descentralización y protección del arte son los principios de esta institución municipal que destaca a nivel nacional e internacional por ser un atractivo principal para promover el arte. Quetzaltenango se ha caracterizado por tener ilustres personas que han dignificado el nombre de la ciudad y lo han puesto en alto. El Festival Internacional de Poesía, ferias de libros y miles de exposiciones han tenido su paso por este centro cultural.

El edificio donde actualmente está Casa No’j se remozó como parte del Plan Maestro del Centro Histórico y Reglamento del Centro Histórico. No’j significa sabiduría y conocimiento.

Apoyo de la Cooperación Española

Otto Juárez, director de la Oficina del Centro Histórico de Quetzaltenango, comentó que este proyecto se iba a realizar en una casa ubicada en la 9a. avenida y 4a. calle, que es propiedad del Estado, pero no se obtuvo la autorización para hacer la obra por eso se buscó un espacio alterno.

“El edificio que ocupa Casa No’j no era una primera opción porque lo usaba Gobernación Departamental y había una ancianita viviendo, pero se logró solucionar e iniciamos con la restauración integral del proyecto”, refirió Juárez.

También surgió el Comité de Cultura de Quetzaltenango que apoyó el proyecto cultural para que se hiciera realidad con financiamiento de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

“El edificio necesita mantenimiento para que sus componentes funcionen bien y para evitar el deterioro, la restauración anterior fue integral, buscaba mantener sus componentes originales, lo más relevante fue recuperar un área de cinco metros porque cuando el edificio se construyó, que ocupa la Superintendencia de Administración Tributaria, le mutilaron una parte; también se consolidó el techo, se conservó la teja, entre otros arreglos”, agregó Juárez.

Directores

En la historia de Casa No’j han ocupado el puesto de directores de esa institución Branly López, Claudia Mazariegos, Sonia López, Ernesto Pacheco y ahora como director interino, Fabricio Amézquita.

Amézquita refirió que durante el transcurrir de los años, Casa No’j se ha convertido en un espacio de cultura viva y de agenda permanente para la cultura de Quetzaltenango. “Las actividades se han triplicado desde que se abrieron las puertas de esta institución, el año pasado tuvimos 60 presentaciones de libros, 30 conversatorios y muchas actividades”, explicó. El edificio que ocupa, posee historia y espíritu, cada semana durante los 11 años ha sido utilizado para impulsar la cultura en la Ciudad Altense.

Actividades más importantes

En el centro cultural se ha realizado el Festival Internacional de Poesía y ha tenido la visita de personalidades como Humberto Ak’abal (recién fallecido), Manuel Rodas, Mariela Ovando y Marvin García, entre otros.

Punto de vista de los artistas

Marvin García, poeta quetzalteco, indicó que Casa No’j es el centro cultural más importante de la región y es un epicentro de la cultura. “Los últimos dos directores le han dado auge para que se siga expandiendo el proyecto y así consolidar la visión del Consejo de Cultura; Quetzaltenango es un espacio de ejercicio de poder afirmar lo simbólico, porque la cohesión social y arte tiene como sentido el diálogo”, refirió García.

Manuel Rodas, editor de libros, dijo que es impresionante observar la agenda llena todos los días del año. “Como artista me han brindado espacios para talleres, ferias de libro, actividades de literatura, es muy bueno porque nos alienta a seguir produciendo arte; también ayuda a la economía porque se pueden vender las obras y hacer difusión, incluso se alberga a muchas personas de municipios del departamento y solo así es como Quetzaltenango está en la mira de otros países”, agregó Rodas.

Domingo Lemus, productor y cineasta, indicó que es muy interesante contar con un espacio que fomenta la cultura. “Que sea municipal es un atractivo porque es público y todos pueden acceder”, dijo Lemus.

Omar Ordóñez, presidente de la Asociación de Chocolate de Guatemala, catalogó a Casa No’j como un faro para los productores, artesanos, cultura y la sociedad. “En Quetzaltenango son pocas las instituciones que trabajan y velan por la cultura y la ciudad representa una incubadora de arte que es base para el desarrollo de una ciudad”.

Ordóñez junto a las productoras de chocolate de Quetzaltenango han organizado varios festivales y así han dado a conocer sus productos y ayuda al crecimiento económico de los emprendedores.

Misael López, exdirector de la Casa de la Cultura de Quetzaltenango, explicó que Casa No’j es una institución que alberga a las nuevas corrientes de pensamiento del arte en la región. “Hay tres referentes en Xela para la cultura el Teatro Municipal, Casa de la Cultura y Casa No’j y esta última es un equilibrio, además de ser un pilar fundamental para los expositores de las galerías de pintura.

“El año pasado tuvimos 60 presentaciones de libros, 30 conversatorios y muchas actividades”.

Fabricio Amézquita

Espacio para negocios

Los emprendedores también han tenido la oportunidad de realizar eventos en este lugar, el Grupo de Emprendedores Artífices es uno de estos. El director de ese grupo, Óscar Nimatuj, considera que Casa No’j fue una idea genial porque se abren las puertas para presentar los productos artesanales.

“Es el único lugar para los artistas y emprendedores, desde la creación de Casa No’j ha existido evolución y cada director ha tenido una visión importante para apoyarnos en Quetzaltenango, nosotros también colaboramos con algunos insumos, porque no nos cobran alquiler del lugar para nuestras actividades”, refirió Nimatuj.

La celebración

Ayer (viernes) se entregaron siete pines conmemorativos a instituciones públicas y privadas de Quetzaltenango que han apoyado en los últimos años el proceso para que Casa No’j esté en un buen lugar. Las organizaciones premiadas fueron el Consulado de México, Xelapán, Guin, Colectivo de Artesanos, Colectivo Orgánico, colectivo Gastronómico, Panda Express, Cable DX y Universidad Rafael Landívar. Esto como parte del 11 aniversario de la institución municipal y para agradecer el apoyo que han brindado a los quetzaltecos.

Casa No’j es la primera casa cultural que fue declarada como espacio libre de estigma y discriminación y próximamente tendrán un programa de espacios libres de usos de plásticos y materiales desechables dentro de la institución.

En detalle

Tiene un estilo neoclásico o clasicista como otros que rodean el parque central de Xela.

El sitio del edificio fue en la época colonial colindante al cementerio de la ciudad.

En ese lugar se construyó el Convento de Belén, dirigido por la Beata Sor Encarnación Rosal del Sagrado Corazón, hasta la expulsión de las religiosas por el expresidente Justo Rufino Barrios.

Luego fue propiedad del expresidente Manuel Estrada Cabrera.

Seguido fue ocupado por Administración de Rentas y el Segundo Registro de la Propiedad y ahora solo quedó la Superintendencia de Administración Tributaria.