Por orgullo, por amor propio, por respeto a su afición y para evitar seguir hundiéndose en el fondo de la clasificación, Xelajú M. C. debe vencer esta noche a Chiantla en el Mario Camposeco.

 Por Stuardo Calderón/ La Prensa de Occidente

Luego de una semana de mucha tensión, donde trascendió que el futbolista Marco Pappa podría quedar fuera por indisciplina, sumado a la posible renuncia del entrenador Ramiro Cepeda, quienes al final fueron respaldados por el plantel, el presente del Xelajú M. C. podría tomar un nuevo rumbo esta noche.

Ganar es el único resultado que le podría servir al equipo para apagar el incendio que se vive internamente y sería un golpe anímico importante para recuperar la confianza y despegar en este certamen en el que se ha vivido uno de sus peores arranques en torneos cortos.

Entre lo positivo sobresale la recuperación total del mexicano Carlos Kamiani Félix, que podría alinear desde el arranque para aportar sus goles a la necesidad que tiene su equipo.

“Físicamente estoy bien, ante Guastatoya pude marcar, lastimosamente no ganamos, pero hoy la mentalidad es que los tres puntos se queden en casa”, expresó Kamiani.

Los chivos suman seis jornadas sin ganar y se mantienen en la novena posición con apenas 9 unidades de 27 posibles.

“Hoy más que nunca necesitamos a nuestra afición, nos hemos comprometido en revertir esto y hoy vamos a dar el primer paso”, expresó el defensa Kristian Guzmán.

 

El rival será Chiantla, al que enfrentarán a partir de las 20:00 horas en el Mario Camposeco.