El alcalde Luis Grijalva en conferencia de prensa afirmó el jueves, que no asistió a la reunión con los funcionarios comunitarios para tratar el tema del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) por temor a su integridad física.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

Miércoles 13, 18:00 horas

Aproximadamente 2 mil vecinos de las comunidades de Quetzaltenango llegaron al parque central para exigir al alcalde Luis Grijalva y al Concejo Municipal la derogatoria del POT.

La concentración tuvo lugar el pasado miércoles a las 18:00 horas, cuando se reuniría el Concejo para conocer las reformas que se aprobarían en dicha sesión.

Al no tener respuesta de Grijalva, el representante de la Coordinadora de Alcaldes Comunitarios, Mario Pérez, conformó una comisión para buscar al jefe edil en su casa, pero no lo hallaron.

A su regreso, Pérez informó a los manifestantes sobre la espera y los resultados de la búsqueda del funcionario, por lo que sometió a votación la vigencia del POT a la multitud que estaba presente, la cual gritaba, y a mano alzada se escuchaba: “¡No estamos de acuerdo con el POT!”.

Jueves 14, 10:00 horas

Alcalde reaparece para fijar su postura. En conferencia de prensa, expresó que para la sesión de esa tarde (miércoles) no iba a ver quorum y por ello la suspendió. “Lo hice también porque temía por mi integridad física, ya que los alcaldes comunitarios movilizaron personas para presionar sobre la aprobación de reformas al POT. Confirmé esa situación, cuando el licenciado Marvin de León incitó a las personas para ir a traerme a mi casa para sesionar”, señaló el jefe edil.

“Rechazo que el licenciado Marvin le está dando un tinte político a un tema trascendental para Quetzaltenango, y quiero decirles que el Concejo Municipal ha hecho estudios técnicos, legales y sociales para aprobar las reformas”, agregó Grijalva.

No harán cambios

Silvia Rivera, directora de Gestión Territorial de la comuna altense, manifestó que el Concejo no aprobará todas las peticiones que hacen los jefes ediles comunitarios porque sus propuestas no tienen sustento técnico.

Sin embargo, los comunitarios no descartan medidas de hecho como bloquear el paso de camiones que extraen la basura en la ciudad y presentar una denuncia en contra de Grijalva por gobernar a espaldas del pueblo.