Conducir automóvil o caminar por las calles de Quetzaltenango ya no es como antes, debido al aumento del parque vehicular de motocicletas. Hasta la fecha, en el departamento hay más de 63 mil motos en circulación, lo que pone en aprietos a los automovilistas y peatones que cruzan las calles.

 Por La Redacción/La Prensa de Occidente/Fotos David Pinto

Los motoristas cual moscas salen por todos lados, zigzaguean en medio de los carros aunque no haya espacio, se suben a las aceras, se pasan trayendo los retrovisores, rayando los bómperes y puertas, y hasta atemorizan. No existe ley que respeten, son una máquina de dos ruedas que nadie controla. Así es la ciudad actual, sin ley para estos conductores. Cuando se caen o alguien los golpea, piden ser resarcidos, aunque ellos tengan la culpa. Otros hasta transportan cinco personas sobre las dos ruedas.

Cantidad en aumento

La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) divide el parque vehicular de motos en oficiales y particulares. Hasta el 31 de enero de este año, en el departamento de Quetzaltenango se registraron 63 mil 553 motocicletas particulares y 150 oficiales. En 2018 fueron 63 mil 193; 2017 un total de 61 mil 634. En 2016 fueron 54 mil 627.

La ciudad de la furia

Según la SAT, solo en Xela (cabecera departamental) circulan 20 mil 517 motos particulares, más 120 oficiales que utilizan las instituciones del Estado, esta cantidad aumenta cada año porque se ha vuelto una opción de transporte para los quetzaltecos, debido a la falta de un servicio público digno y, sobre todo, seguro.

La cabecera departamental tiene concentrado más del 30 por ciento de motos, de los 24 municipios de Quetzaltenango; en la ciudad, a horas pico convergen muchos pilotos de los municipios cercanos, que de una u otra forma circulan en la ciudad, situación que aumenta los riesgos de movilización para ellos, los peatones y automovilistas.

En 2016 se inscribieron 17 mil 477 motos particulares y 113 oficiales; en 2017 aumentó a 19 mil 702 particulares y 116 oficiales, el año pasado fueron 20 mil 385 y 120, respectivamente, y hasta el 31 de enero de este año iban 20 mil 517.

Las cifras que presenta la SAT revelan que, en comparación a 2016, en la cabecera departamental circulan 3 mil motos más, lo cual es palpable al momento de conducir en calles, avenidas y calzadas de Xela.

Los quetzaltecos eligen la motocicleta por ser económica para adquirir, mantenerlas y gastan menos combustible que un automóvil; también en el mercado existe una oferta alta, y a que en una moto es más fácil movilizarse por la ciudad.

Diez accidente diarios

Expertos en manejo refieren que el riesgo de accidentes aumenta con el incremento del parque vehicular; esta teoría se comprueba porque los Bomberos Voluntarios de la 5a. Compañía y Campo Escuela atienden por lo menos diez percances de motociclistas o más por día.

María del Carmen Sajquim, comunicadora del Hospital Regional de Occidente, indicó que hay un promedio diario de cinco ingresos de motoristas que han sufrido incidentes viales en Xela. “Los pacientes presentan en su mayoría fracturas y golpes en la cabeza por falta de utilización del casco, algunos salen en pocas horas y otros se quedan para los procedimientos correspondientes”, refirió Sajquim.

Principales errores

De acuerdo con la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas de España, los errores más comunes de los motoristas son velocidad poco adecuada al entorno, invasión del carril contrario, irrespeto del Reglamento de Tránsito, falta de anticipación a imprevistos, trazado incorrecto de las curvas, entre otros.

Recomendaciones

Mantenerse visibles mientras circulan, llevar encendidas las luces, respetar las señales, no rebasar en curva, no transitar en paralelo con otros motoristas, no obstaculizar pasos peatonales, no cruzarse entre otros vehículos, precaución con el punto ciego, respeto a los semáforos, atención por los obstáculos en la calle y precaución en zonas escolares.

No están asegurados

Debido al incremento de accidentes de motocicletas se esperaría que aumentara la demanda de seguros, sin embargo, no es así. Telmo Cojulum, corredor de seguros, refirió que por responsabilidad deberían asegurarse; pero en Xela son muy pocas las personas que acuden por esta solicitud. La mayoría de veces, los que obtienen seguros son los que compran nuevos vehículos.

Las tarifas para asegurar la motocicleta, daños a terceros, ocupante y al conductor varían dependiendo del modelo, ya que vehículos muy antiguos no aplican para ser asegurados.

Según la Policía Municipal de Tránsito, las multas han aumentado a motoristas por estacionarse en lugares prohibidos, papeles con problemas (tarjeta de circulación, pago de impuesto y otros). También el número de consignaciones de motos al predio municipal ubicado en la zona 6, atrás del Complejo Judicial; muchas de ellas ya no las llegan a recoger y se deterioran.

Los repartidores de comida

Los motoristas que entregan comida rápida a domicilio también representan un peligro debido a la manera en que conducen. No existe una clasificación exclusiva para este tipo de uso de las motocicletas; sin embargo, muchos incidentes ocurren por la imprudencia de los repartidores, quienes tienen un tiempo estipulado para entregar los pedidos.

 

Parque vehicular actualizado a enero 2019

Vehículos de alquiler

498

C.Consular

2

Comercial

16,678

Moto oficial

150

Motocicleta

63,553

Vehículos oficiales

122

Vehículos particulares

164,804

Tractor

10

Trans carga

1553

Urbano

8

 Total                                     247,378       

Fuente: Sistema del registro fiscal de vehículos de la SAT

Compartir