Vecinos de la colonia Molina manifestaron su descontento con la empresa que realiza el recapeo en ese sector, al extremo de anunciar medidas de hecho si dicha compañía no cumple con la planificación establecida en su contrato.

La empresa H3 nunca ha ejecutado recapeos o asfalto de vías

Por Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente

 El proyecto contempla la reparación de 28 calles y avenidas de la Ciudad Altense, debe realizarse en cuatro meses. El recapeo comenzó el 25 de marzo en la colonia Molina. Posterior a la inauguración, se suspendieron; primero por el descanso de Semana Santa y recientemente por la falta de un estudio técnico de suelos.

Los ánimos se caldearon entre los vecinos debido a que se rumoraba que la maquinaria se trasladaría a la calle Rodolfo Robles. Después de dialogar, el representante de la empresa indicó a las personas que la maquinaria no se movería del lugar y las labores se reanudaron en la última semana.

Jorge Figueroa, del Cocode de la colonia Molina, zona 5, señaló el abandono de las labores. “No podemos concebir la idea de que la empresa no tenga un cronograma estricto para realizar los trabajos. Vamos a estar vigilantes y de ser necesario bloquearemos la vía”, resaltó.

La empresa H3 Guatemala solicitó que la base de suelo se mantuviera para luego aplicar sobre esta una malla geotextil (malla compuesta por fibras sintéticas cuyas funciones se basan en su resistencia a la perforación y a su capacidad drenante). La mayoría de integrantes del Concejo Municipal estuvo de acuerdo con la solicitud.

Grijalva comentó: “La sugerencia que hacen es que la base está bien compactada, las pruebas de laboratorio así lo confirman, el costo de la malla aún está pendiente”. Agregó que “confía en que la empresa realizará un trabajo de calidad y que se cumplirá en el plazo establecido, el cual se estipula en cuatro meses de ejecución”.

El concejal Roberto Soto expresó durante la sesión del pasado miércoles, que se hizo la observación de la falta de experiencia de la empresa en este tipo de trabajos. A su criterio, es una de las razones que han atrasado el avance.

En tanto que el ingeniero Édgar Paxtor, supervisor del proyecto, de la Oficina de Planificación Municipal, señaló que el estudio de suelos que hacía falta para que el Concejo Municipal aprobara dejar la base, lo realizó la empresa COMERCO, ubicada en la capital, aunque no especificó si el costo de las pruebas de laboratorio fueron cubiertos por la empresa encargada del proyecto o la municipalidad, pero sí confirmó que “es necesario realizar este tipo de pruebas o estudios en todas las calles y avenidas que cubre el proyecto para conocer cuál es la situación real”.

La empresa que tiene a su cargo el recapeo

Según el portal de Guatecompras, la empresa H3 Guatemala fue constituida el 18 de junio de 2004, su actividad es la venta al por mayor a cambio de una retribución o contrato, domicilio fiscal es la calzada Aguilar Batres 34-68, zona 11, Centro Comercial Galerías del Sur, nivel 2 local I-10, colonia Las Charcas, de la ciudad Guatemala, cuenta con tres representantes legales: German Osbaldo Ochoa Ramírez, Juan Francisco Castillo Barrios y Karl Dietrich Rottman Ricci.

H3 ha recibido 15 adjudicaciones de 2010 a 2019, sumando Q68 millones 840 mil 996. Sus principales clientes son ministerios del Gobierno, municipalidades y dependencias gubernamentales; los proyectos que han ejecutado corresponden a adoquinamientos, pavimentaciones, construcción de pozos, muros perimetrales, sistemas de agua potable, sistemas de tratamiento de aguas residuales, sistemas de agua pluvial, mejoramiento de escuelas, mejoramiento de instalaciones deportivas y alquiler de maquinaria.

La compañía en ningún momento ha ejecutado proyectos de recapeo, asfalto de vías o similares, la obra que se realiza en la ciudad de Quetzaltenango es la primera de este tipo. Cabe mencionar que esta adjudicación es la más alta que ha recibido, según el historial publicado en Guatecompras.

Se justifica

Orlando Díaz, director de obra de H3 Guatemala, indicó que aunque no han ejecutado obras de asfalto, han apoyado a otras empresas en este tipo de trabajos. Añadió que la colocación de la malla geotextil tiene un costo de Q104 mil, el cual será asumido por la empresa para garantizar la calidad del proyecto.

“Vemos que se trata de una mala planificación, porque los estudios se realizan previo a la inversión para evitar que la población sufra por la suspensión de los proyectos”, indicó Flavio Arreaga, presidente de la Mesa Económica Interinstitucional.

Jorge García, presidente de la Cámara de Comercio, filial Quetzaltenango, aseguró que la suspensión del proyecto de recapeo se debe a irresponsabilidad e ineficiencia de la gestión municipal actual. “Este proyecto no solo afecta al sector económico organizado, sino a toda la ciudadanía, a las personas que viven en el sector, incluso a aquellos que hacen uso de los servicios del hospital del IGSS”, agregó.

 

Sobre la adjudicación

El 13 de febrero de 2019, la Junta de Calificación, integrada por los empleados municipales Manuel Antonio Tax Mendoza, Ana Lucía Ovalle Castillo, Mauro Antonio Carrillo Maldonado, Hugo Rolando Urízar Peláez y Willson Omar Trujillo Brooks, adjudicó a la empresa H3 Guatemala el concurso denominado “Conservación de calles y avenidas de la ciudad de Quetzaltenango”.

En el portal de Guatecompras la obra tiene un costo de Q22 millones 475 mil 10.65.