El monto se debe a la cantidad de ciudadanos empadronados en el municipio, es decir, ocho de cada diez quetzaltecos cumplen con el requisito.

Por José Pablo del Águila/Ojoconmipisto.com

Quetzaltenango tiene uno de los techos de campaña para comités cívicos más alto a nivel nacional. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) fijó el límite de gastos en Q78 mil 612.76, según el decreto 1-2019. Pese a ello, solo un comité ha sido inscrito por el Registro de Ciudadanos en la contienda por llegar a la alcaldía.

Hasta el 31 de marzo solo estaba inscrito el comité Ferrocarril de Los Altos, Identidad y Desarrollo, el cual propuso a Franck Wálter Aarón Ríos Monterroso como candidato a alcalde del municipio de Quetzaltenango.

La exgobernadora Norma Haydée Quixtán Argueta también buscaba la alcaldía con el comité cívico Organización Ciudadana de Acción Social (Ocas), pero el Registro de Ciudadanos le denegó la inscripción por no incluir en el acta de creación de la organización el nombre de un vocal y un suplente.

El comité Ferrocarril de Los Altos, Identidad y Desarrollo competirá con otros 20 partidos políticos que también postularon candidatos a la alcaldía.

Por arriba del techo de campaña de Quetzaltenango solo están tres municipios del departamento de Guatemala: la capital, con Q586 mil 530.82; Mixco, con Q193 mil 707.18, y Villa Nueva, con Q152 mil 693.61.

Así se calcula la asignación


El monto establecido es relativo a la cantidad de empadronados del municipio hasta al 31 de diciembre del año pasado: 101 mil 569 de una población total de 127 mil 569. Es decir, ocho de cada diez quetzaltecos están empadronados.

El TSE asignó por cada ciudadano empadronado, el equivalente en quetzales de diez centavos de dólar (según el tipo de cambio vigente el 18 de enero de este año).

Los comités cívicos son organizaciones que pueden postular a candidatos a alcaldes y corporaciones municipales. Están pensados para representar a sectores sociales y corrientes de opinión del municipio.

El politólogo Renzo Rosal explicó que se plantearon como una “alternativa” a los partidos políticos, ya que estos últimos suelen perder representación a lo interno de los municipios.

“La esencia de los comités tiene que ver con representación política en lo local”, dijo. Sin embargo, en la práctica la “esencia” se ha perdido ya que muchos son utilizados como “satélites” de partidos o candidatos para crear una falsa imagen de competencia.

Estas organizaciones quedan disueltas automáticamente al culminar la elección en la que hayan participado. Sin embargo, el artículo 114 de la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) establece que “subsistirá la responsabilidad de los directivos de dichos comités por los fondos que hayan percibido y administrado”.