La baja realización en proyectos de infraestructura es una de las constantes en la Municipalidad de Quetzaltenango, y en la actual administración del alcalde Luis Fernando Grijalva.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

María Estela Mejía, titular de la Dirección de Presupuesto, indicó que para ese año el presupuesto de inversión en proyectos de infraestructura de la ciudad es de Q50 millones. Lucía Archila Tahay, jefa de la Tesorería Municipal, afirmó que a la presente fecha (15-5-2019) solamente ha cancelado Q2 millones 67 mil 858.86, en tres proyectos que se están llevando a cabo.

A criterio de Jorge García, presidente de la Cámara de Comercio, filial Quetzaltenango, el bajo cumplimiento presupuestario se debe a la ineficiencia de las autoridades desde que asumieron el poder local no han podido ejecutar los recursos.

“El dinero que no se ejecuta tiene un impacto negativo en la economía de los quetzaltecos, esto se debe a la ineficiencia, inoperancia e incapacidad de la corporación municipal y del alcalde, vemos cómo la calle Rodolfo Robles está hecha un desastre, destruyendo los vehículos de las familias, los comercios sin clientela, y los vecinos sufriendo el polvo, esto solo tiene un nombre, “incapacidad”, refirió García.

Según el abogado y notario Francisco Lorenzo, la falta de conocimiento de la administración municipal, del manejo financiero y el temor a la inversión, tiene impacto en la poca realización de la actual administración.

“Hay temor de invertir, hay falta de conocimiento del manejo financiero, además, existen empleados municipales que saben cómo hacer las cosas, pero no lo comparten, más aún, si alguien no simpatiza con el alcalde, complica las cosas”, refirió Lorenzo.

La municipalidad altense tiene un presupuesto para infraestructura de 62 millones 670 mil quetzales, solo en 2019.