Liberado de las enredadoras escuelas del croquis artístico eurocéntrico, desde su alma de creador maravilloso, apasionado, retornó perpetuamente al fascinante arroyo estético de la cultura maya, para mostrar al sistema/mundo su alma maravillosa de muralista, pintor, escultor, coreógrafo, diseñador de ropa y apasionado por la música, nos referimos a uno de los tesoros resplandecientes principiado aquí en Quetzaltenango: Carlos Mérida.

Por Daniel Matul Morales/Académico

Aunque nació en la capital, el 2 de diciembre 1891, hijo de padres quetzaltecos, el copioso destino de esta milenaria ciudad, desde su infancia y para siempre, envolvió al magnífico Carlos Mérida, para ilustrar al continente americano en imágenes plásticas, la inagotable oleada de energía ornamental que viene desde la más lejana antigüedad en Mesoamérica. Dondequiera que estaba, perpetuamente se identificaba como maya-quetzalteco. “Debo mi obra a los murales mayas de Bonanpak”, insistía constantemente. Por supuesto, su fuente de inspiración floreció desde el corazón espiritual del Libro Sagrado Popol Vuh, en la afirmación de la identidad maya.

Llegó a México en 1919, cuando los tres virtuosos Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros decididamente intensificaban el muralismo, destacando la revolución mexicana. Para entonces, la receptividad intelectual y artística de esta hermana nación, no se hizo esperar, acogiéndolo como parte fundamental del discurso estético-comunicativo mexicano. Tal abundancia lo llevó a ser el primer director de la Escuela de Danza. Su obra de arte fue plasmada en distintos edificios de la ciudad de México. Por ello, de noviembre de 2018 a marzo de 2019, El Museo Nacional de México, rindió homenaje a Carlos Mérida, conmemorando los cien años de su llegada a estas tierras, exponiendo el caudal de su obra.

El centro cívico de la capital guatemalteca, también se enorgullece de la obra muralista de Carlos Mérida, figurada en el Banco de Guatemala, Crédito Hipotecario Nacional y en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) con sus obras: Sacerdotes danzantes; Canto a la raza; La seguridad social e Intenciones muralistas sobre el tema Maya.

El apóstol de la Independencia de Cuba, José Martí, expresaba: “Los pueblos que no se conocen han de darse prisa para conocerse. . .”

Por su parte, y por iniciativa de diversas personalidades intelectuales y artísticas de Quetzaltenango, la Facultad de Arquitectura de la Universidad de San Carlos de Guatemala, el Departamentos de Estudios de Postgrado del Centro Universitario de Occidente y la Municipalidad de Quetzaltenango, rendirán un homenaje académico al ilustre quetzalteco Carlos Mérida, en el Salón Mayor del ayuntamiento, jornada que se llevará a cabo el 25 de mayo, a las 10:00 horas. Al finalizar el evento de afecto, se inaugurará en el Centro Cultural Casa Noj la Exposición de Pintura, propuesta por estudiantes de Arquitectura de la Escuela de Artes Gráficas de la Ciudad Capital. Cordialmente les invitamos a celebrar la vida, junto a Carlos Mérida.

Exposición de pintura

La exposición: Reencuéntrate con CARLOS MÉRIDA, en la cual se exhiben más de 40 cuadros inspirados en la obra y estilo del gran pintor quetzalteco Carlos Mérida queda abierta hasta el martes 28 de mayo en CASA NOJ.

Esta muestra, es el resultado del Trabajo de Integración que estudiantes y docentes de la Escuela de Diseño Gráfico y Arquitectura, del primero y tercer ciclo de la Universidad de San Carlos, en la capital, realizaron para revalorizar y exaltar la vida y obra del pintor y  muralista “Chivo Universal”.

Además, se exhibe una serie de prendas de vestir y carteles con frases populares,  matizados con el colorido y la musicalidad del original estilo creativo de Mérida.

Compartir