El jueves 30 de mayo fue el último día de operaciones en Quetzaltenango de Alba Cinema, estas salas de cines guardan historias de varias generaciones.

Redacción/La Prensa de Occidente

Alba Cinema abrió sus puertas el 1 de diciembre de 2001 junto con Pradera Xela y desde esa fecha reunió a las familias quetzaltecas y de la región.

Ligia De León, gerente de mercadeo de Pradera Xela, refirió que a partir de junio, los cines Alba Cinema ya no funcionarán y durante cinco meses estará en remodelación el espacio físico porque operará otra cadena de cines.

“No quiere decir que no vaya a haber cine en Pradera Xela, pero es para darles un mejor servicio a los visitantes de este centro comercial”, refirió De León.

Mientras se remodelan los cines cada sábado a fin de mes habrá una función de cine con clásicos infantiles en el área de restaurantes de forma interactiva con personajes en vivo.

Maritza Rodríguez, quien asistió al cine el jueves reciente indicó que el cierre de este cine en Xela genera nostalgia porque desde niña asistía con sus padres a ver películas por lo menos una vez por mes. “Esperamos que pronto pongan otro cine porque es una diversión sana para la familia”, dijo Rodríguez.

En la historia

En Quetzaltenango han existido varios cines entre ellos el más antiguo que ya no opera, pero que aún conserva su edificio es El Cadore ubicado en el Centro Histórico de la ciudad. El Cine Roma, donde hoy se presentan obras de teatro y conciertos de ballet.  Cine Alpino que estuvo ubicado en la Plaza Ciani y un cine ubicado en la Plaza Polanco de Quetzaltenango. Ahora en otros centros comerciales está la cadena Cinepolis.

En la historia los cines han sido El Roma, Cadore, Alpino y ahora Albacinema.