A pocas horas de las Elecciones Generales 2019, el nivel de incertidumbre entre los quetzaltecos no ha disminuido. ¿Hasta hoy todavía no sabe a quién elegir para llevar las riendas en la municipalidad?; lo que sí es seguro es que en este proceso hay variedad de propuestas, estas son algunas.

Por Mirna Alvarado/ La Prensa de Occidente

“Le apostamos a la generación de un voto consciente, entendiendo que somos un partido nuevo”, Donald Josué Urízar Miranda.

Postulado por la agrupación Semilla

¿Qué le motivó para participar en política?

Porque en 2015 entendí que para crear cambios hay que generar propuestas. El activismo social me enseñó que hay necesidad de involucrarse en política partidista si tenemos la intención de hacer de nuestra ciudad y país un lugar mejor para las nuevas generaciones.

¿Por qué con el partido Semilla?

En 2016 tuve el primer acercamiento con el Movimiento Semilla y en 2018 fui llamado para ser parte de esta agrupación. Llegué como secretario departamental, luego de una selección interna del partido fui llamado para ser candidato a la alcaldía, me cayó por sorpresa porque era el más joven entre todos los nominados.

¿Cuáles son los principales ejes de su plan de gobierno?

El plan de trabajo se denomina Xela Crece, que se deriva del plan nacional, el cual se aplica al contexto local. El primero es el de transparencia y rendición de cuentas, con lo que queremos generar la política pública de datos abiertos, impulsar el gobierno abierto (gobierno electrónico, Guatecompras, portal de información municipal); involucrar a toda la sociedad civil organizada para co-crear la política pública de gobierno y la participación ciudadana activa en la formulación de los presupuestos, es decir gobernar con la gente.

El eje de infraestructura está compuesto por siete apartados específicos, uno de ellos busca fortalecer a la Empresa Eléctrica Municipal, mejorar la cobertura y calidad de la energía eléctrica, buscar el apoyo del organismo legislativo y ejecutivo para la condonación de la deuda que se tiene con el INDE y poder reducir del 38 % que se tiene de pérdida diaria de energía eléctrica a un 12 % durante los cuatro años, de tal manera que al año podamos ahorrar Q280 mil mensuales, que permitiría la reinversión en otros proyectos como la creación de nuevos bancos generadores de energía y así descentralizar los ramales, un estudio de la vida útil de los transformadores y el cableado.

Unificar esfuerzos con la Mancomunidad Metrópoli, para resolver temas como el agua, el transporte y los residuos sólidos; de hecho, ya hemos tenido acercamientos con candidatos de los municipios que se ubican alrededor de Quetzaltenango para buscar soluciones.

También darle continuidad a la mesa técnica de mercados y la reactivación del Centro Histórico. En el eje de desarrollo económico, que buscamos poder llevar a cabo parte de la política pública de cultura que se tiene en la iniciativa de Xelajú Naranja, para posicionar a Quetzaltenango como una ciudad de desarrollo en tecnología e industrias creativas, la generación de un primer empleo para los jóvenes recién graduados y hacer las gestiones respectivas para atraer la inversión privada, nacional e internacional.

Nuestro último eje tiene que ver con el desarrollo humano y social, aquí buscaremos activar cinco políticas públicas: la de la mujer, que pretende programas de emprendedurismo, sobre todo en industrias no tradicionales, la política pública municipal para personas con discapacidad, la política pública municipal del adulto mayor, la política pública municipal de niñez y adolescencia y la utilización de la política pública de cultura que permita activar las casas comunitarias y de esta manera crear sentido de pertenencia y comunidad a partir del arte y la cultura.

Además buscaremos el apoyo internacional, para reactivar planes que quedaron relegados, como el plan maestro de drenajes y aguas que vencen el próximo año, y generar intercambios internacionales con ciudades hermanas para la transferencia de capacidades, es decir que haya becas para los jóvenes de entre 15 y 19 años.

¿Cuál es su postura en relación al Plan de Ordenamiento Territorial (POT)?

Es un buen recurso, pero deber ser reformado, parte de nuestros proyectos contemplados tienen que ver con el POT, sin embargo, creemos que debe ser analizado detenidamente para su implementación. Vamos a consultar a todos los sectores para que en el primer año de gobierno podamos tener el nuevo estudio y ordenar la ciudad de acuerdo a lo que ya existe. El problema es que el Plan se construyó con base en una ciudad que no existe.

¿Por qué votar por usted?

Porque conozco la ciudad desde el campo artístico-cultural, soy joven con pénsum cerrado en arquitectura. Estuve involucrado en los primeros procesos del POT y entiendo que ser el alcalde significa ser un gran gestor con la capacidad de escuchar a la población. Lo que ha fallado en las administraciones anteriores es que no permitieron la inclusión de la ciudadanía en la toma de decisiones, tenemos experiencia, juventud y capacidad. Le apostamos a la generación de un voto consciente, entendiendo que somos un partido nuevo, sin financistas grandes. Todos nosotros hemos financiado la campaña, con lo que garantizamos independencia política al llegar al poder, no tenemos personas detrás y en ese sentido estamos con las manos limpias para ocupar un puesto de incidencia.