Monseñor Mario Alberto Molina Palma exhorta a los ciudadanos empadronados a que acudan a las urnas este 16 de junio para emitir su voto, y no dejar que otros decidan.

Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

“Un factor principal a la hora de elegir es tener en cuenta la calidad de la persona que se postula al cargo público; en segundo lugar, qué propone en cuanto a empleo, qué papel, dice, que debe jugar el Estado, qué propone para la inversión pública, la inversión privada; no basta con guiarse por el partido, sino que hay que tomar muy en cuenta al que está primero en la lista y el que sigue, ver el presidenciable, el diputado, el candidato a la alcaldía”, afirma el religioso.

A criterio de Molina Palma, quienes han ofrecido aplicar la pena de muerte no son coherentes con sus acciones y su discurso. “La pena de muerte puede ser un simple señuelo, una camiseta más para atraer a la gente. No es tan fácil restaurar la pena de muerte porque Guatemala está comprometida con tratados internacionales. En el país se le ha quitado el recurso de gracia al presidente, por cierto, yo entiendo muy poco de leyes, pero quienes proponen la pena de muerte, su propósito es solo ganar votos”, resaltó monseñor.

“La pena de muerte puede ser un simple señuelo, una camiseta más para atraer a la gente”

Las entrevistas en medios de comunicación pueden dar una orientación de quién o quiénes son los candidatos, por ahí los votantes se pueden dar una idea y elegir a la persona que considere tiene capacidad para un cargo público.

A nivel local, el religioso expresa: “Cuando me ofrecen 20 candidatos, como que el entusiasmo se le baja a uno, no se sabe quiénes son, qué han hecho; por ese motivo siento que hay cierta apatía por elegir a la corporación municipal, pero se debe participar, no hay que dejar a otros que elijan por uno, ver la lista municipal puede orientar un poco”, refirió Molina.

 

Compartir