Jefes de secciones del Ministerio Público se encuentran en alerta desde este sábado, todo el personal se desplegará mañana hacia los municipios.

Por Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente

A lo largo del proceso electoral la Fiscalía de Delitos Electorales recibió pocas denuncias, que fueron descartándose con el paso de los días. Ricardo López a cargo de esta unidad de investigación comentó que en procesos pasados se ha observado que las denuncias de delitos electorales aumentan un día antes, durante y después de las elecciones.

“Ante esto el plan operativo del Ministerio Público, nos indica que el personal de las fiscalías de sección deben iniciar turno desde hoy y finalizar el próximo lunes, mañana (domingo) contaremos con todo el personal de distrito, las tareas han sido asignadas”, indicó Ricardo López.

Según López, la unidad de delitos electorales ha recibido más denuncias provenientes de municipios y no así de la cabecera departamental, sin embargo, los casos no han trascendido como se esperaba.

De acuerdo con experiencias anteriores, durante el día de elecciones los delitos electorales más denunciados son: amenazas entre partidarios, anomalías en el proceso, traslado de personas (trashumancia), lo relacionado a publicidad en cercanías de los centros de votación.

“Lo importante es que el voto es secreto y libre, y su decisión no puede ni debe ser condicionado”, puntualizó el fiscal Ricardo López.

Reciben apoyo de la Policía Nacional Civil

Alrededor de 1,250 agentes de la Policía se pusieron en alerta al inicio de esta semana para brindar seguridad en los centros de votaciones, sin descuidar a la ciudadanía.

El subcomisario departamental, Carlos Castañeda, informó que 724 agentes fueron desplegados a distintos puntos de Quetzaltenango para cubrir 181 centros de votaciones, el resto custodia a las subdelegaciones del Tribunal Supremo Electoral, están en municipios donde no existen subestaciones como Zunil, Huitán y Cajolá, además de acompañar el traslado de cajas con papeletas electorales y de mantener coordinación con agentes del Ministerio Público.

“No podemos hablar de antecedentes porque el panorama cambió, pero en lo que respecta a la campaña electoral actual se ha observado inconvenientes entre candidatos en Almolonga, San Juan, Salcajá y Coatepeque aunque la amenaza más fuerte es en este último municipio es por eso que se desplegaron 175 agentes hacia ese lugar”, manifestó el subcomisario.

Son 1,250 los agentes de la PNC que están en alerta para brindar seguridad en los centros de votaciones.