Con el ciento por ciento de los votos contabilizados por parte de la Junta Electoral Departamental, la ciudadanía quetzalteca optó por renovar a sus diputados con seis caras nuevas en el Legislativo.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

Rubén Misael Escobar Calderón, de 49 años, fue el único reelecto con la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), sin hacer campaña porque utilizó al segundo de abordo, Pedro Alfonso Sifontes Aquino, quien a sus 33 años de edad también se convierte en diputado por la UNE.

Duay Antoni Martínez Salazar, de 36 años, también llega por primera vez al Congreso con el partido Vamos; Gerardin Ariel Díaz Mazariegos, de 53, es el actual alcalde de San Carlos Sija, llega por primera vez al hemiciclo con el partido político Valor; Adán Pérez y Pérez, de 56, lo hace con Winaq; Emilio de Jesús Maldonado Trujillo, de 58, ya fue alcalde del municipio de Coatepeque y ahora gana una curul con el partido Humanista; Nery René Mazariegos López, de 57, es primera vez que ocupará un puesto en el Congreso de la República, con el partido Viva.

A criterio del docente universitario Fredy Rodríguez, los legisladores electos deben responder a las demandas sociales, por lo que se debe elaborar una agenda legislativa con los grupos organizados y que esta responda a las demandas nacional y local.

“La renovación era una tendencia que se veía venir, es muy sano porque la experiencia de la población con quienes han estado ejerciendo el poder en el Congreso no es buena, respondía por una agenda personal, no colectiva como se esperaba”, comenta Rodríguez.

Asimismo, agregó que la sociedad organizada debe hacer una agenda legislativa con los nuevos diputados y que esta responda a demandas sociales y locales, e incluyo debatir los problemas porque nadie tiene la verdad y esa se debe construir, resaltó el catedrático.

Xela elige nuevos representantes para el hemiciclo legislativo. Hay expectativas de su labor a desarrollar.