Ubicación, detalles modernos y finos, además de garantizar un espacio exclusivo, son las novedades que ofrece el proyecto habitacional Santa Fe, que el 1 de agosto abrió sus puertas en Quetzaltenango.

Rolando y Werner Flores dirigieron la obra.

 Por La Redacción/ La Prensa de Occidente         

Rolando Flores, gerente general y socio fundador de la empresa, manifestó que el condominio consiste en 37 lotes que se convertirán en futuras casas.

“No es un proyecto tradicional, es algo moderno, fuera de lo común. La arquitectura es moderna y antisísmica, no hay postes ni cables en exceso, sino áreas verdes y espacios abiertos”, explicó.

Santa Fe se ubica en la 9a. calle 3-65, zona 9, cerca del templo mormón.

“Estamos seguros de que esta inversión será la mejor decisión de vida que puedan tomar”, aseguró Werner Flores.

Puntualizó que por ahora son 37 viviendas, pero que existe un terreno vecino y eventualmente podrían ejecutar una segunda fase.

Compartir