La madrugada del 22 de diciembre del año pasado, dos personas se conducían en un vehículo en estado de ebriedad, se estrellaron contra la base que sostenía el busto de un bombero, destruyéndolo por completo. A la fecha, las autoridades municipales no reclaman ni hacen nada por restaurar el monumento.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

A ocho meses que derribaron el Monumento al Bombero no se ha podido restaurar por falta de fondos ni las autoridades hacen algún esfuerzo.

El vehículo, placas P515FYM, en el que se conducían dos hombres ebrios fue llevado al predio del Organismo Judicial, los responsables enfrentaron juicio, en el cual el juez determinó que por sus condiciones en las que quedaron solo podían pagar Q10 mil para reparar la escultura, pero ese trabajo tiene un costo mayor.

Raúl Izas Chávez, quien hoy asume como director de la Quinta Compañía de los Bomberos Voluntarios, afirmó que se hará un análisis más detallado para ver si es posible ubicar ahí una fuente de agua y encima colocar el monumento.

“Se hará un concurso para realizar el busto y ver qué otras cosas se pueden hacer, no creo que sea muy caro, pero es necesario analizar detalladamente lo que se realizará, esa será una prioridad de trabajo ahora con la nueva directiva”, manifestó Izas Chávez.