De los sitios históricos de la comunidad en Quetzaltenango están en el descuido total, las autoridades municipales no se preocupan por estos espacios. Este es un caso.

La construcción del tanque La Muñeca se inició en 1871.  La inauguración y bendición fue 15 de septiembre 1874.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

El tanque La Muñeca, ubicado en la avenida La Independencia, cumplirá 145 años de construcción en septiembre próximo; pese al paso del tiempo, muchas mujeres siguen yendo para lavar ropa, y es dormitorio de indigentes frente al paso de miles de transeúntes que utilizan esta importante vía.

Una señora que no quiso identificarse comentó que usa el tanque a diario porque no tiene agua en su casa y lamentó que las autoridades no se preocupen por darle mantenimiento a ese espacio.

“Tuvimos que pedir contribución para comprar veneno para matar el zacate que estaba muy alto; aquí vienen a tirar basura, había una puerta, dicen que fueron los de la municipalidad quienes la quitaron, pero ya nunca la trajeron, denunciamos en la Policía lo de los indigentes, pero respondieron que ellos no estaban haciendo nada y los dejaron”, expresó la vecina.

Los indigentes tienen colchonetas para pernoctar, además, han tomado ese lugar como vivienda porque ahí se mantienen también durante el día.

Alcalde y Concejo Municipal incompetentes

A criterio del historiador de la ciudad Augusto Ajcá, que el descuido de las autoridades hacia el tanque La Muñeca ha sido una constante, ahora es refugio de gente sin hogar que se ha apropiado de dicho lugar sin que nadie haga nada.

“Hubo una época importante en Quetzaltenango que se necesitaban de lavaderos públicos, y por ello se construyeron los tanques, además, marcan un tiempo determinado de historia en la vida de la ciudad que es necesaria conocer, pero sobre todo su restauración, no solo de ese tanque sino el de El Calvario, El Soldado, La Aurora, entre otros que es urgente recuperarlos”, expresó Ajcá.

Otto Juárez, director de la Oficina del Centro Histórico, indicó que, según datos recopilados, dan cuenta que la construcción del tanque inició en 1871, y su inauguración y bendición se realizó el 15 de septiembre 1874.

“Hace dos meses se presentó un proyecto de restauración y valoración al alcalde Luis Grijalva, que contempla construcción de servicios sanitarios, área de recreo para niños, tendederos, reordenar el parqueo para que los taxistas. El monto de los trabajos es de aproximadamente Q157 mil”, manifestó Juárez.

En el documento que mostró Juárez se menciona que La Muñeca, tallada en mármol, y ubicada en medio del tanque fue robada en 2005, sin que se iniciara una investigación para su recuperación.

El jefe edil Luis Grijalva expresó que se ha definido una hoja de ruta para buscar recursos y con ello dar marcha a la restauración, pero no precisó fechas ni interés en intervenir.

El concejal Fredy Hasted argumentó que durante los tres años anteriores que presidió la comisión de Cultura nunca presentó algún plan para en esos temas. “Existe un presupuesto para cultura, pero es muy engorroso sacar el dinero en la municipalidad para cualquier proyecto”, resaltó Hasted.

El tanque ahora es refugio de indigentes.