Motivados por el triunfo de la última jornada en casa, los chivos enfrentan mañana al recién ascendido Mixco, en busca de su primera victoria como visitantes.

Edward Santeliz gritó a todo pulmón su primer gol con Xelajú, en el triunfo sobre Iztapa.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente

El arranque de los quetzaltecos, ha sido regular en tres jornadas, al sumar 5 de 9 puntos, que los mantiene en la quinta posición.

La escuadra ha mostrado una cara diferente, con más dinámica en la media cancha y por las bandas, que han sido el baluarte de los dirigidos por Wálter González.

El talón de Aquiles sigue siendo la defensa, que el viernes anterior cedió dos goles ante Iztapa, y que los puso en aprietos en sus llegadas.

“Fue evidente que nos molestamos por el cierre del partido, esperábamos ganar con más tranquilidad”, aseguró González.

Ahora, Xela tendrá una salida dura ante un rival que en tres fechas no ha podido ganar, Mixco, que recién escaló a Liga Nacional y ocupa la décima posición con un punto.

“Enfrentamos a un rival que cuenta con cinco jugadores que han tenido paso por este club, el entrenador los conoce y eso debemos aprovecharlo”, comentó el defensor Wilson Godoy.

El partido se disputará es domingo a las 15:00 horas en el estadio Santo Domingo de Guzmán.