Desde el martes 20 de agosto se implementó la colocación de cepos a vehículos estacionados en lugares prohibidos marcados en rojo.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

El director de la Policía Municipal de Tránsito de Quetzaltenango, Diego Meckler, informó que hay dos equipos que trabajarán en esta labor. “Se le dijo a la población que, por estacionarse en lugares prohibidos, se les pondrá cepo y deberán cancelar una multa de Q500”.

Diego Morales, presidente de la comisión de Transportes de la comuna altense, explicó que la medida se ejecutará de lunes a viernes, y los sábados solo medio día.

“Esperamos que los pilotos comprendan que es para mejorar y para que se respete la Ley de Tránsito, si todos colaboran tendremos una ciudad más ordenada”, acotó Morales.

El mecanismo

El infractor tiene cuatro horas para pagar la multa después de instalado el cepo.

-Si no cumple el horario, el vehículo se va al depósito municipal y debe cancelar un recargo por uso de grúa.