La Policía Nacional Civil (PNC) está utilizando como depósito de carros chocados la vía pública, frente a viviendas y un centro educativo del barrio La Flores, generando mal aspecto, inseguridad y, sobre todo, desorden urbano.

Vecinos manifiestan que algunos agentes de la PNC han sido agresivos cuando se les pide que no coloquen los carros frente a las casas y negocios.

Por Carlos Vásquez/La Prensa de Occidente

Una vecina que no quiso identificarse por su seguridad comentó que ya han presentado tres memoriales ante la Gobernación Departamental para que retiren los vehículos chatarra.

“El ornato implica seguridad y limpieza, se han visto afectados, ahora esos vehículos son depósitos de basura, guarida para delincuentes y dormitorio de indigentes, cinco años de luchar y nada. Con el Plan Cuadrante hemos hecho gestiones, pero no hay solución”, afirmó.

Los carros están ubicados frente a una escuela de español y dos centros educativos, además, obstaculizan el camino peatonal y son utilizados como mingitorios.

“El gobernador vino a retirar dos vehículos, pero luego llegaron a dejar diez; en dos años, la fila de carros chocados llegará al parque central”, expresó la vecina en tono molesto.

Una persona que atiende un negocio explicó que las ventas han bajado y las calles se han reducido debido a los 60 vehículos chocados que están abandonados ahí.

“La 8a. calle es bonita con arbolitos, pero los carros chocados destruyeron el paisaje desde hace cinco o siete años, aquí vienen delincuentes a pernoctar dentro de los vehículos, pedimos al alcalde que nos explique dónde ha invertido lo del ornato, qué imagen le damos a los turistas, esto es triste”, resaltó el vecino.

Norma Quixtán comentó que se han hecho varias gestiones para recuperar las calles, hacer limpieza, pero no ha habido voluntad de las autoridades para solucionar el problema.

“Debe ser una coordinación entre Gobernación, Policía Nacional Civil y Organismo Judicial para retirar los vehículos, atenta contra la salud, el ornato y la seguridad, ahora son carros basurero, refugio de indigentes”, afirmó Quixtán.

Lo que dice Quemé

El gobernador Julio César Quemé comentó que los juzgados que tienen los casos son los que deben emitir una orden para retirarlos de ese sector y llevarlos al predio del Organismo Judicial.

“Está fuera de nuestro alcance, hacemos algunas gestiones para apoyar, pero no es nuestro deber resolver esos problemas, yo estoy interesado en que se quiten los carros. En cuanto a inseguridad, tenemos conocimiento de la problemática y estamos coordinando para seguridad de los vecinos”, explicó el funcionario.

“Estamos pensando en realizar patrullajes porque ya nos cansamos de no ver acciones de las autoridades”, Norma Quixtán.