El entrenador de los superchivos, Walter Horacio González, analiza el presente de su equipo que, luego de seis jornadas, se mantiene invicto y en los puestos privilegiados; sin embargo, aún no han tomado el nivel que espera la afición.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente

Con el sello de la casa por ser de la generación dorada del 96, “Lacho” afirmó que vive un sueño al dirigir al equipo de sus amores, pero es consciente que aún no han despegado. A continuación expone los factores que han impedido eso.

¿Qué diagnóstico tiene de sus dirigidos hasta el momento?

Creo que nos ha faltado el gol, ha sido evidente que el equipo genera, pero de nada sirve tener opciones y no concretar. En casa ya hemos cedido dos empates que equivalen a cuatro puntos, con eso, ya seríamos líderes. Veo a un equipo muy fuerte mentalmente, pero solo debemos pulir la definición.

La racha invicta, ¿es casualidad?

Hemos visto que cuando anotamos, nos anotan, pero cuando no anotamos, tampoco permitimos gol en nuestro arco. El equipo tiene un balance importante y estar invictos no es presión para nosotros. Sabemos que estamos expuestos a perder más adelante, pero esa derrota la vamos a vender cara. Quien nos gane va a sufrir.

Trascendió que la directiva ofreció contratar un jugador más, ¿piensa tomar esa opción?

Agradezco el apoyo e interés de la dirigencia, pero confío en mi plantel, yo lo armé y sé de la capacidad de cada jugador, ahorita no puedo dar una respuesta, será hasta la mitad de la fase regular, depende de cómo lleguemos, analizaremos esa opción; de momento estamos bien, creo que nuestra delantera va a despertar.

Se vienen dos partidos este fin de semana en Estados Unidos, ¿cómo los asume?

Por fecha de FIFA habrá una pausa y se planificó este viaje para que el plantel suelte las cargas y cambie de aires. Jugaremos hoy y mañana ante un representativo que se hace llamar Deportivo Suchi, son simpatizantes del equipo, pero está conformado por futbolistas de allá. Vamos a darle oportunidad a todo, incluyendo a los jóvenes, queremos que ellos tomen experiencia y estén listos para los partidos importantes.

El próximo rival es Santa Lucía. ¿Qué piensa de ese enfrentamiento?

El plantel es consciente que en casa ya no podemos seguir dejando puntos, a veces se peca pensando que los rivales chicos son fáciles de vencer, en ocasiones son los que más te complican. Esta vez no saldremos confiados, hay que cambiar la actitud y salir a hacer pesar nuestra cancha, dar un buen espectáculo a nuestra gente, porque eso es lo que esperan y quieren ver de nosotros.

¿Habrá sexta luna este año?

Es algo que anhelamos y vamos a trabajar por ello, solo puedo decirle a la afición que estamos en el proceso de alcanzar el nivel óptimo para competir por el torneo y traerlo a casa, necesitamos su apoyo, ellos juegan un papel fundamental, y si los tenemos de nuestro lado, será un detonante clave para llegar a soñar con un sexto campeonato.