El próximo 24 de septiembre la parroquia Nuestra Señora de la Merced arriba medio siglo de fundación. A continuación, una pequeña reseña sobre los orígenes y quiénes han sido parte de la historia de este templo de la cuidad.

Por La Redacción/La Prensa de Occidente

Los pilotos y la Galera

En el año 1954, el entonces obispo, monseñor Jorge García y Caballeros, adquirió de parte de la Sociedad de Pilotos Automovilistas de Occidente, el terreno de 1,770.10 metros cuadrados para la construcción del templo y casa parroquial, apoyaron la compra los vecinos de la Ciénaga y el Gremio de Pilotos Automovilistas de la Cuidad, quienes deseaban construir una iglesia en honor a San Cristóbal, patrono de los pilotos.

En un inicio, se construyó una galera de madera, donde se realizaron actividades religiosas, ahí estaba la imagen de San Cristóbal. Trece años después, el entonces obispo, Luis Manresa y Formosa, hizo la solicitud a la orden Mercedaria, el 23 de mayo de 1967, para que se hicieran cargo del templo. Fue el sacerdote Ángel Tello Lecina a quien se le entregó la galera e inició con la construcción, que ya tenía las bases de 22 metros largo por 13 de ancho.

En documentos se registró que el 24 de septiembre de 1969 fue regida canónicamente la parroquia, que lleva el título de Nuestra señora de la Merced, fue confiada a los padres mercedarios y como segundo patrono, San Cristóbal.

En sus inicios, la parroquia comprendía desde el barrio La Ciénaga, las zonas 2, 5 y 6, los cantones Xehul, a tres kilómetros de la parroquia, Choquí y Chichihuitán. Cantón Chitay (hoy zona 11). En 1969, también los religiosos mercedarios empezaron su evangelización en la recién construida Granja Penal Cantel, que en ese entonces contaba entre 500 y 600 reclusos.

El 26 de febrero de 1972, el sacerdote Ángel Tello, quien inició la construcción formal del templo, es enviado por la congregación a Venezuela. En 1979, cada cantón que era parte de esta parroquia, construyó oratorios con ayuda económica de ADVENIAT, organización de los católicos de Alemania, el primero fue Chichihután, después Choquí y Chitay en 1980, y Xehul en 1981.

Para el año 1982, los curas mercedarios construyeron una capilla dentro de la Granja Penal Cantel. El 24 de febrero de 1984, se clausura la Casa de la Orden Mercedaria en Quetzaltenango, siendo el sacerdote Pedro Serrano, el último mercedario. En 1987, se realizó la ampliación de la parroquia, se construyeron dos salones pequeños, que son utilizados para evangelización de bautizos, comuniones, clases de catecismo, matrimonios, entre otros. También se erigió una capilla para San Cristóbal, la sacristía, el altar donde se encuentra la imagen de Nuestra Señora de la Merced, el jardín y el atrio.

El 30 de julio de 1991, la capellanía en la Granja Penal Cantel pasa al párroco del municipio de Cantel. En 1992, se da la última remodelación de la estructura, bajo el mando del sacerdote Alfonso Darío de León. (Fuente: Víctor Manuel García, historiador)

En 1954, monseñor Jorge García y Caballeros adquirió de parte de la Sociedad de Pilotos Automovilistas de Occidente el terreno para edificar el templo.

Actividades en conmemoración a las bodas de oro

El 10 al 12 de septiembre, 50 horas de adoración al Santísimo.

Del 13 al 21, novenario a Nuestra Señora de la Merced.

El 24 septiembre habrá serenata desde las 5:00 horas, eucaristía, y por la noche, show de pirotecnia.