Personal de la Contraloría General de Cuentas (CGC) se presentó a la Municipalidad de Quetzaltenango para verificar el reciente proceso de compra de diez camiones compactadores.

Por Mirna Alvarado/La Prensa de Occidente

El concejal Gerardo Yarzebski confirmó que los auditores llegaron expresamente a indagar la forma en cómo se registró la licitación y posterior adjudicación de la compra de dichos vehículos.

“Los concejales que manifestamos oposición a esa compra fuimos citados para declarar los motivos por las que razonamos nuestro voto, los auditores pidieron toda la documentación para hacer su análisis”, indicó.

La compra fue adjudicada a la empresa Técnica Universal, Sociedad Anónima, cuya actividad comercial es la “venta al por mayor de maquinaria y equipo”.

“Nosotros como oposición nunca hemos tenido a la vista las bases de licitación y los contratos, además consideramos que los vehículos debieron comprarse de una sola vez y evitar el fraccionamiento”, acotó Yarzebski.

El costo de los diez compactadores es de Q9 millones 498 mil 310. De acuerdo con el portal Guatecompras, la comuna altense rechazó la segunda oferta que realizó la empresa Motores HINO de Guatemala, Sociedad Anónima, que ofertaba diez camiones por un costo de Q8 millones 470 mil 620, lo que representaba Q1 millón 17 mil 690 menos de lo que se pagó.

“Fuimos citados para explicar nuestras inconformidades con la compra de vehículos que se está realizando”, Roberto Soto Alcahé,Concejal.

Compartir