Heridos por la derrota con Municipal y el empate en casa ante Malacateco, hoy se esperaba una reacción del equipo, pero la crisis se agudiza en un plantel que no encuentra el camino.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occidente

Sergio Blancas y Ramiro Rocca en dos oportunidades, sentenciaron el juego a favor de los locales que mostraron superioridad ante un Xelajú que apenas pudo encontrar el descuento a través de Cristián Albizures.

Pese a las ausencias por suspensión, se esperaba que el resto de futbolistas sacaran la casta, pero ha sido todo lo contrario, al mostrar una pobre actitud en el campo.

Esta derrota los deja en la octava posición con 18 puntos, expuesto a descender más lugares si se da una combinación de resultados en los partidos que faltan por disputarse.

El próximo sábado a las 20 horas, los altenses reciben a Mixco en el Mario Camposeco, en un escenario comprometedor, ya que de no ganar, podrían empezar a surgir cambios radicales dentro de un plantel sin deseos de levantarse.