El 25 de octubre de 2012, XelajúMC visitaba el estadio Omnilife de Guadalajara y nadie, pero ni el aficionado más positivo, presagiaba el desenlace de un partido que dejaría una huella importante en la historia del club.

Por Stuardo Calderón / La Prensa de Occidente 

Las Chivas se adelantaron en el marcador al minuto 43 con un tanto de Jesús Sánchez, y al 65, Luis Morales anotaba el 2-0, un marcador que apagaba las ilusiones de clasificar a la siguiente ronda.

Xelajú necesitaba un gol para avanzar como líder del grupo, y fue hasta el 78′ cuando Edwin «el venado» Villatoro hizo una descolgada por el carril derecho y centró para que el costarricense Allan Alemán concretara el gol de la clasificación.

Hernán Evaristo Medford era el director técnico de aquel equipo que saltó con la siguiente alineación: Fernando Patterson, Jhony Girón, Nelson Morales, Fredy Taylor, Julio Estacuy, Manuel León, Sergio Morales, Milton Gary Leal, Edgar Chinchilla, Alejandro Alpízar e Israel Silva.

En agosto de ese año, Xelajú había ganado en el Mario Camposeco con un solitario gol de Edgar Chinchilla.