Tres goles de Gonzalo Vivanco fueron suficientes para vencer a Mixco y sumar tres puntos que permiten calmar de forma momentánea las presiones en un equipo altense que espera resurgir.

Por Stuardo Calderón/La Prensa de Occ2idente 

Ganar hoy era la gran tarea de un Xelajú que arrastraba una seguidilla de tres partidos sin ganar.

El rival fue Mixco, a quien derrotaron con una diferencia de 2-0, un marcador que pudo ser más abierto, pero el equipo desaprovechó algunas ocasiones.

La primera anotación llegó al minuto 34 con un potente disparo de media distancia de Vivanco, y al 71, el mismo jugador amplió las acciones tras cruzar al arquero con un disparo a ras de césped en una jugada donde quedó mano a mano.

La guinda al pastel llegó al 85 desde el punto penal. Vivanco fue al cobro y venció a David Guerra para sentenciar el juego.

Esta victoria deja a los Chivos en la séptima con 21 puntos y una diferencia positiva de tres anotaciones.